Espacios naturales

28
Jul
2020

 

Durante un mes

  • El proceso de participación estará habilitado durante un mes hasta el 8 de agosto
  • El futuro parque nacional, que será el decimosexto de la Red española de espacios naturales que cuentan con la máxima protección medioambiental, se extiende por una superficie de 23.000 hectáreas

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha abierto la consulta pública del anteproyecto de Ley para declarar a la Sierra de las Nieves como Parque Nacional. A partir de hoy y durante el plazo de un mes, el texto será sometido a participación pública y estará disponible en la web del MITECO. Transcurrido este plazo y una vez estudiadas y valoradas las observaciones recibidas, y superados otros procesos de participación preceptivos, será enviado a Consejo de Ministros para su aprobación.  

El futuro parque, que será el decimosexto de los que conforman la Red de Parques Nacionales, se extiende por una superficie de 23.000 hectáreas comprendidas entre los municipios de Benahavis, El Burgo, Istán, Monda, Parauta, Ronda, Tolox y Yunquera (Málaga), que impulsaron la declaración de parque nacional y han colaborado con su protección a través de la declaración previa de parque natural y Reserva de la Biosfera. La incorporación de este espacio natural permitirá la inclusión en la Red de Parques Nacionales de paisajes sobresalientes, de una gea y flora realmente singulares y de una valiosa representación de fauna. 

PROTECCIÓN DE UNA BIODIVERSIDAD ÚNICA

La Sierra de las Nieves alberga el 65% de la superficie de pinsapar española. El abeto pinsapo (Abies pinsapo) y el abeto blanco (Abies alba) con los únicos representantes del género Abies en la península ibérica. Sin embargo, mientras que disponemos de excelentes bosques de abeto blanco en algunos de nuestros parques nacionales (como Ordesa y Monte Perdido, en Aragón, y Aigüestortes y Lago de San Mauricio, en Cataluña), el pinsapo no estaba hasta ahora presente en la Red de Parques Nacionales. Sierra de las Nieves destaca también por sus afloramientos de peridotitas -rocas ultra básicas que constituyen una de las rocas más escasas en la corteza terrestre- y por su diversidad de hábitats y variada fauna.

Junto a la representatividad de sistemas naturales, la Sierra de las Nieves cumple con el resto de los requisitos para ser parque nacional, definidos en la Ley 30/2014 de Parques Nacionales. Así, cuenta con una proporción relevante de las especies y comunidades propias de los sistemas naturales representados; su superficie es continua, no fragmentada, ocupada principalmente por formaciones naturales, sin elementos artificiales que alteren significativamente el paisaje, y sus suelos no son susceptibles de transformación urbanística.

 

Fuente MITECO

08
Abr
2020

200401fincaalmoraima tcm30 508494

• El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico anuncia que no se recurrirá el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que desestima el recurso interpuesto por el anterior Consejo de Administración de La Almoraima S.A. contra el Decreto de la Junta que ampliaba los límites del parque natural de Los Alcornocales
• La finca, una empresa estatal cuyo capital pertenece en su totalidad al Organismo Autónomo Parques Nacionales, se encuentra en el extremo sureste del parque natural de los Alcornocales, una de las superficies boscosas más extensas de España
El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico anuncia que no se recurrirá el fallo de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que desestima el recurso interpuesto por el anterior Consejo de Administración de La Almoraima S.A. contra el Decreto de la Junta de Andalucía que aprobaba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del ámbito de los Alcornocales y ampliaba el Parque Natural de los Alcornocales y la Zona de Especial Protección para las Aves, aprobando también el Plan Rector de Uso y Gestión del parque.
La Almoraima es una finca situada en la provincia de Cádiz. Tiene una superficie de algo más de 14.000 hectáreas, la mayor parte de carácter forestal (bosques de alcornoque, matorral y pastizal). Incluye unas 10.000 hectáreas arboladas de gran valor ambiental. La finca se encuentra en el extremo sureste del parque natural de los Alcornocales, una de las superficies boscosas más extensas de España.
La Almoraima es Empresa Pública Estatal, La Almoraima S.A., cuyo capital pertenece en su totalidad al Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN). La mayor parte de la finca tiene un gran valor ambiental, estando incluida en el parque natural de los Alcornocales desde la creación de éste por la Junta de Andalucía. Otra parte de la finca está dedicada a usos agrícolas, almacenes y fábricas de tratamiento de corcho, la principal actividad productiva de la finca, y también a usos terciarios, con la existencia de un hotel y algunas otras edificaciones.
La voluntad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico es que La Almoraima sea gestionada con los más rigurosos criterios de conservación, garantizando la continuidad de los procesos ecológicos y restaurando las condiciones naturales en las áreas forestales donde se haya producido alguna degradación. El Ministerio velará porque las producciones de La Almoraima S.A. y sus usos terciarios se ajusten a los parámetros de la producción sostenible mediante la puesta en marcha de un plan de gestión integrada de la finca.
Fuente.- MITECO

27
May
2019

pyrenees 1826939 1920 tcm30 496998

Reunión en Madrid el 17/05/2019
En el encuentro, de carácter técnico, han participado representantes de los gobiernos español, francés, navarro, catalán y aragonés
Entre otras medidas, se ha acordado intensificar la colaboración e intercambio de información para garantizar la reintroducción del oso pardo en los Pirineos y su convivencia con la actividad ganadera
También se han analizado los proyectos conjuntos de reintroducción de la cabra montés, el esturión y el grévol, todas ellas amenazadas
Asimismo, se han tratado las acciones conjuntas que Francia y España podrían desarrollar de cara al Congreso Mundial de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), que se celebrará en Marsella en junio de 2020
España y Francia continuarán trabajando conjuntamente en materia de conservación de la biodiversidad pirenaica, tras la reunión de coordinación mantenida hoy en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO). Al encuentro, de carácter técnico, han asistido los responsables de medio natural de Francia y España, así como de las comunidades que tienen territorio en la región pirenaica (Navarra, Aragón y Cataluña), competentes en materia de gestión de la naturaleza, además de representantes del Organismo Autónomo de Parques Nacionales. Entre otras cuestiones, se ha avanzado en la redacción de una declaración conjunta para mejorar la comunicación en materia de gestión del oso pardo en el Pirineo.
Desde antiguo, la colaboración entre las distintas administraciones de ambos países ha sido fluida. Prueba de ello es la gestión de especies amenazadas como el quebrantahuesos o el águila perdicera, o la reintroducción con éxito de especies extinguidas en Francia, como el buitre negro, gracias a ejemplares cedidos por España. De hecho, en el ámbito más concreto del Pirineo, los tres Estados pirenaicos, Francia, Andorra y España, firmaron en 2014 una declaración de intenciones para la reintroducción de especies amenazadas y extinguidas de los Pirineos.
Fruto de esa declaración se está llevando a cabo la recuperación de especies extinguidas como la cabra montés, en el Pirineo Francés, y el grévol, en el Valle de Arán, donde la suelta de los primeros ejemplares de esta gallinácea comenzó el pasado octubre a través de un proyecto conjunto entre España, Francia y Andorra.
En la reunión de hoy se ha analizado la marcha de ambos proyectos, al tiempo que se ha avanzado en las medidas contempladas dentro del memorándum de entendimiento sobre el esturión, una especie también declarada extinta en España y sobre la que ya se están iniciando las labores para su reintroducción en la desembocadura del Ebro, empleando ejemplares galos.
GESTIÓN DEL OSO PARDO
Asimismo, en el encuentro se ha abordado la gestión del oso pardo en los Pirineos, un asunto importante para España, sobre todo después de que una de una de las dos hembras eslovenas reintroducidas por Francia en la cordillera haya causado algunos ataques en Navarra.
Los representantes de las distintas administraciones se han comprometido a aumentar la coordinación técnica y, en particular, el flujo de información para consolidar la presencia del oso pardo en las distintas vertientes del Pirineo, especialmente en la parte occidental, donde la población –reducida a dos ejemplares macho–, se ha reforzado con la introducción de estas dos hembras.

De igual modo, los asistentes han acordado intensificar las medidas de prevención y disuasión para evitar ataques de los plantígrados a las cabañas ganaderas que pastan en los valles pirenaicos, en la línea del trabajo desarrollado en la cordillera cantábrica, habitada en estos momentos por una población cercana a los 300 ejemplares de oso pardo. En este sentido, se ha apostado por agilizar el intercambio de información sobre el seguimiento de los ejemplares que transitan por las vertientes española y francesa del Pirineo, además de fomentar la colaboración y el intercambio de experiencias para la gestión de la especie.

Por otro lado, se ha invitado a los representantes del gobierno francés a participar en el grupo de trabajo de la especie –punto de encuentro entre el MITECO y las comunidades autónomas con poblaciones de oso pardo en su territorio– para realizar un seguimiento del proyecto de reintroducción y el desarrollo de medidas que garanticen la convivencia con la actividad ganadera en la zona, dentro de la necesaria colaboración entre España y Francia.

MÁS COLABORACIÓN
Entre otros asuntos del orden del día, también se ha abordado la mejora de la cooperación entre los parques nacionales y naturales de ambas vertientes del Pirineo. Asimismo, se han identificado las acciones conjuntas que Francia y España podrían desarrollar para presentar en el Congreso Mundial de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), que se celebrará en Marsella en junio de 2020. Se espera que esta cita contribuya significativamente al proceso de fijación de objetivos de la Cumbre de Diversidad Biológica (COP 15), que se celebrará en octubre de 2020 en China.

En este sentido, las autoridades francesas y españolas coinciden en que ambos países están preparados para asumir en la COP 15 compromisos ambiciosos para frenar la pérdida de biodiversidad en 2030 y a impulsar que los que presente la UE en su conjunto también lo sean.

Fuente MITECO

30
Oct
2019

Consejo de Ministros
25/10/2019
Este reparto de ayudas, que se asigna a los 15 Parques Nacionales en base a su superficie y las zonas periféricas de protección, fue acordado en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente del 30 de septiembre


Las áreas de influencia son los términos municipales que aportan territorio a los parques nacionales y a sus Zonas Periféricas de Protección. En España, ocupan más de 1.772.000 hectáreas y comprenden un total de 169 municipios


El Consejo de Ministros ha aprobado el acuerdo que contempla el reparto de 3 millones de euros en subvenciones para favorecer el desarrollo sostenible de las áreas de influencia socioeconómica de los parques nacionales en este 2019, que fueron acordadas en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, el órgano de colaboración entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas en materia ambiental, celebrada el pasado 30 de septiembre.

Las áreas de influencia socioeconómica (AIS) se componen por los términos municipales que aportan territorio a los parques nacionales y, en su caso, a sus Zonas Periféricas de Protección. En España, el conjunto de los territorios de las AIS ocupan una superficie de 1.772.454,77 hectáreas y comprenden un total de 169 municipios, correspondientes a los 15 parques nacionales de la Red, en los que habitan más de 1.487.000 personas, según datos del INE de 2018.

Las ayudas están destinadas al desarrollo de proyectos que propongan actividades compatibles con la conservación de la naturaleza, la integración del parque nacional en la realidad comarcal donde se sitúa, la protección del patrimonio natural, cultural y arquitectónico, la puesta en valor de los aprovechamientos tradicionales y todas aquellas actuaciones que contribuyan a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de los entornos de los parques nacionales.

Para ello, las ayudas se otorgan tanto a agrupaciones y corporaciones locales de los municipios que pongan en marcha este tipo de proyectos, como a propietarios privados y personas residentes en estas zonas, o bien empresas cuya sede social y actividad principal se desarrolle o se pretenda instalar en el área de influencia socioeconómica. También se dirigen a instituciones sin fines de lucro que realicen actuaciones en materia de conservación y uso sostenible en los parques nacionales.

El Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, realiza un análisis de los proyectos y un seguimiento de la opinión y la visión de los pobladores de las AIS con respecto a los parques nacionales y, más recientemente, sobre los cambios en los usos del suelo que se van produciendo en estos territorios.

Estas ayudas tienen un carácter anual y forman parte del programa específico de subvenciones del OAPN que, desde 1999, busca promocionar el desarrollo sostenible en las áreas de influencia socioeconómica de los parques nacionales.

Nota de Distrito Forestal.- Hay 169 municipios en las áreas de influencia socioeconómica de los parques nacionales españoles por lo que, de los tres millones de euros, toca a cada municipio 17.751,48 € de media. No sabemos los detalles del cálculo, pero, a priori, parece algo escaso para asegurar la promoción de su desarrollo sostenible.

 

02
Feb
2019

Presentado con motivo del Día Mundial de los Humedales, que se celebra hoy

parc natural de delta de lebre 1453921 1280 tcm30 486688


El informe analiza 78 proyectos ubicados en 15 comunidades autónomas y concluye que en los últimos 20 años, mediante el desarrollo de estos proyectos, se han restaurado un mínimo de 18.000 hectáreas de humedal, en torno al 15 % de la estimación de superficie húmeda del territorio nacional
El estudio evidencia el potencial de recuperación de estas zonas con proyectos de sencilla ejecución y apunta elementos de mejora como la necesidad de una mayor implicación de la sociedad de los territorios en los que se desarrollan estos proyectos
A pesar de que proporcionan el 40% de los servicios ecosistémicos del planeta, los humedales están seriamente amenazados: el 50% ha desparecido del planeta desde inicios del siglo XX
Este año, el Día Mundial de los Humedales destaca su papel protagonista en la adaptación y freno a los efectos perniciosos del cambio climático
Coincidiendo con el Día Mundial de los Humedales, que se celebra mañana, sábado 2 de febrero, el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) ha presentado los resultados del informe sobre las principales acciones de restauración de humedales en España en los últimos 20 años. El estudio ilustra el potencial que tiene la recuperación de estos espacios para frenar la pérdida de biodiversidad y para cumplir con los compromisos de España como país miembro de la Unión Europea (UE), que ha acordado fijar el objetivo de restaurar al menos el 15% de los ecosistemas degradados. Los 78 espacios analizados en el informe suman 17.892,8 hectáreas recuperadas en los últimos 20 años, lo que supone en torno a un 15% de la estimación de superficie húmeda del territorio nacional, que se sitúa en torno a las 115.000 hectáreas[1].

El estudio elaborado por los técnicos de MITECO escogió 78[2] proyectos de restauración entre 685 candidatos por su representatividad y nivel de información. Las experiencias desarrolladas en este conjunto de espacios, repartidos por todo el territorio nacional, releva la capacidad de éxito de actuaciones de sencilla ejecución, con presupuestos que van de los 15.000 euros a los 8 millones en el caso de proyectos de gran envergadura, y el alto reconocimiento por parte de la ciudadanía. Ambas cuestiones han permitido el aumento paulatino de estas acciones por parte de las distintas administraciones: hasta 2001, se ponía en marcha un proyecto al año de media. Desde entonces, el promedio ha aumentado hasta los tres anuales. En 2010 se batió el récord con el inicio de 12 proyectos.

Otra cuestión que revela el estudio es el papel que ha jugado la Unión Europea en este proceso. El 77% de los proyectos analizados se ubican dentro de la red Natura 2000, la red integrada de espacios protegidos de la Unión. Y de los 91 millones de euros invertidos en las 78 actuaciones, el 74,6% de las aportaciones proceden de Europa a través del programa Life y otros fondos comunitarios, lo que avala la capacidad de los agentes españoles –administraciones, organizaciones y agrupaciones de sociedad civil- a la hora de diseñar proyectos que capten financiación europea.

El informe también identifica los puntos de mejora: es preciso intensificar los esfuerzos para que las restauraciones sean visibles a la ciudadanía, mediante acciones de divulgación y comunicación; es necesario incorporar atributos sociales y económicos en los proyectos de restauración (según varios estudios, la mayoría no tiene en cuenta estos extremos); y existe un potencial no explotado de financiación por parte de la empresa privada: tan solo uno de los 78 proyectos analizados contaban con apoyo privado.

“Queremos hacer de los humedales, de su reconocimiento y de su puesta en valor, una de las grandes apuestas de este Gobierno. Hemos estudiado cómo se han producido los procesos de recuperación de espacios húmedos en España y queda claro que tenemos que seguir trabajando en esta línea. Uno de los elementos fundamentales para hacerlo es el reconocimiento de los aspectos sociales y económicos de la zona que se restaura, en colaboración con lo sociedad que convive de forma más próxima con estos espacios”, ha señalado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Los resultados del informe se han presentado en una jornada con motivo del Día Mundial de los Humedales, celebrada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), cuyo término municipal tiene una notoria presencia de zonas húmedas, entre ellas un humedal Ramsar de Importancia Internacional: Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan. También cuenta con un humedal restaurado en los últimos años con apoyo del MITECO y del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, con una superficie de más de 120 hectáreas, en la junta de los ríos Záncara y Giguela.

HUMEDALES: BÁSICOS PARA LA VIDA
Aunque los humedales ocupan apenas entre el 3% y el 5% de la superficie del planeta, proporcionan el 40% de los servicios ecosistémicos (agua, alimento, prevención de catástrofes, sumidero reservorio de CO2…) del planeta cada año. Sin embargo, un número muy significativo de estos espacios ha desaparecido: se calcula que se han perdido la mitad de los humedales desde inicios desde el siglo XX, y hasta un 60% si se extrapola a los anteriores. En los últimos 44 años, el mundo ha perdido un 1% de la superficie de zonas húmedas cada año.

Otro problema que atraviesan las zonas húmedas es su degradación, una cuestión que preocupa a nivel global. También en España. En estos momentos, solo la mitad de los lagos y humedales incluidos en el Inventario que se usa como referencia se encuentran bien conservados.

Según las investigaciones citadas por este análisis de MITECO, la desaparición y degradación de los humedales se debe, sobre todo, a presiones económicas, falta de coordinación de las intervenciones administrativas y legislativas, así como a una insuficiente información de la opinión pública y de las autoridades en lo que respecta a la función e importancia de los humedales.


HUMEDALES Y CAMBIO CLIMÁTICO
El Día Mundial de los Humedales se celebra cada 2 de febrero en conmemoración de la firma de la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, conocida como Convenio de Ramsar por la ciudad iraní donde se rubricó el acuerdo. Cada año, esta organización internacional de la que España forma parte dedica la fecha a un tema concreto y, en 2019, ha elegido el vínculo de los humedales con la lucha contra los perniciosos efectos del cambio climático.

Los ecosistemas húmedos se están viendo especialmente afectados por el cambio global provocado por el ser humano, particularmente los humedales de la región mediterránea. Baste un ejemplo: el 95% de los humedales de esta área con poblaciones importantes de aves acuáticas (más de 50.000 ejemplares) son costeros, por lo que hay un evidente riesgo de que desparezcan sumergidos si aumenta el nivel del mar de acuerdo con las tendencias actuales.

Entre las múltiples e importantes funciones que cumplen, los humedales juegan un papel protagonista en la mitigación y adaptación de cambio climático. Son los sumideros de gases de efecto invernadero más importante del planeta, cuando están bien conservados. Además, contribuyen decididamente a la mitigación de los efectos de las inundaciones, a la atenuación de las sequías y a la protección de la costa. Constituyen, por último, un refugio para la biodiversidad.

España ocupa el tercer puesto en número de humedales Ramsar de importancia internacional, precedida por Reino Unido y México.

[1] Estimación elaborada por los servicios técnicos del MITECO a partir del Estudio de las Zonas Húmedas (DGOH, 1996) elaborado pro Santos Casado y Montes del Olmo.


[2] Los humedales analizados se ubican en: Andalucía (8), Aragón (6), Cantabria (3), Castilla y León (10), Castilla-La Mancha (8), Catalunya (8), Navarra (1), Madrid (2), Comunitat Valenciana (13), Extremadura (2), Galicia (4), Illes Balears (1), la Rioja (2), Euskadi (4), Murcia (3). Los tres restantes abarcan más de una comunidad autónoma.

FUENTE.- Página oficial del MITECO. 01/02/2019

 

Página 1 de 2

© 2018 Distrito Forestal.