Incendios Forestales

12
Mar
2021

 

Un equipo de investigadores españoles y holandeses ha estimado que el área afectada por incendios forestales en África es un 80 % mayor de lo que se pensaba. Dado que África representa la mayoría del área quemada a nivel global este nuevo hallazgo modifica sustancialmente las estimaciones de emisiones globales de gases a la atmósfera.

Los incendios forestales suelen aparecer en los medios de comunicación cuando las que se queman son regiones boscosas cercanas a asentamientos humanos, pero la mayor parte de la superficie que arde cada año corresponde a sabanas tropicales donde los incendios son parte integral del ecosistema. El área total que se quema en esos ecosistemas es aproximadamente el equivalente al tamaño de la Unión Europea. Hasta ahora, la evaluación a gran escala del área quemada se ha basado en imágenes de satélites con un tamaño de píxel relativamente grande. Esto es un problema ya que, para que un incendio pueda detectarse de esta manera, es necesario que todo un píxel de la imagen aparezca como incendiado.

Los investigadores Rubén Ramo y Emilio Chuvieco, de la Universidad de Alcalá, y Ekhi Roteta y Aitor Bastarrika de la UPV/EHU han estudiado las imágenes de áreas quemadas aportadas por el satélite europeo Sentinel-2 y han comparado estos datos con los empleados habitualmente, de menor resolución. El Sentinel-2 es capaz de distinguir cuadrados de 20 metros de lado, frente a los 500 m de lado de los cuadrados habituales.

 

 incendios africa

Incendios forestales menores detectados en África. Fuente: PNAS

 

Los investigadores han encontrado que incendios relativamente pequeños, que no pueden ser detectados por los satélites de menor resolución, contribuyen casi tanto al área total quemada como los incendios más grandes. Los incendios pequeños tienen un impacto mucho mayor de lo que se creía.

Por su parte, los investigadores de la Vrije Universiteit Amsterdam, Dave van Wees y Guido van der Werf, han calculado las emisiones de gases correspondientes a dichos incendios menores y encontrado que estas emisiones adicionales son mayores que las emisiones totales producidas por incendios forestales en toda América del Sur.

Se estima que las emisiones totales por incendios forestales en África equivalen al 13 % de las emisiones mundiales por el uso de combustibles fósiles. Sin embargo, dado que las emisiones de dióxido de carbono de esos incendios menores de la sabana africana se compensan con el recrecimiento de la vegetación de la zona afectada, la estimación del aumento del área quemada total no contribuye proporcionalmente a la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera, como lo hacen los combustibles fósiles, pero sí aumenta la contribución de los incendios a las cantidades de otros gases de efecto invernadero como el metano y el óxido nitroso.

Referencia:

Ruben Ramo, Ekhi Roteta, Ioannis Bistinas, Dave van Wees, Aitor Bastarrika, Emilio Chuvieco, and Guido R. van der Werf (2021) African burned area and fire carbon emissions are strongly impacted by small fires undetected by coarse resolution satellite data PNAS March 2, 2021 118 (9) e2011160118 DOI: 10.1073/pnas.2011160118

Edición realizada por César Tomé López a partir de materiales suministrados por UPV/EHU Komunikazioa

22
Feb
2021

Science Daily thumb

Fecha:

17 de febrero de 2021

Fuente:

Universidad de California - Santa Bárbara

Resumen:

Los incendios sin precedentes y mortales que envolvieron el oeste estadounidense en 2020 atestiguan el creciente número, tamaño y gravedad de los incendios forestales en la región. Y aunque los científicos predicen que la crisis climática exacerbará esta situación, todavía hay mucha discusión en torno a sus factores contribuyentes.

    

HISTORIA COMPLETA

Los incendios sin precedentes y mortales que envolvieron el oeste estadounidense en 2020 atestiguan el creciente número, tamaño y gravedad de los incendios forestales en la región. Y aunque los científicos predicen que la crisis climática exacerbará esta situación, todavía hay mucha discusión en torno a sus factores contribuyentes.

Con esto en mente, científicos de cinco universidades occidentales, incluida la UC Santa Bárbara, investigaron los efectos del cambio climático impulsado por el hombre y más de un siglo de extinción de incendios, que ha producido densos bosques preparados para arder. Su investigación, publicada en la revista Environmental Research Letters,confirma la importancia de ambos factores para impulsar los incendios forestales, pero reveló que su influencia varía, incluso dentro de la misma región del oeste de Estados Unidos.

"Queríamos saber cómo el cambio climático y la extinción de incendios, cada uno de diferentes maneras, pueden influir en los regímenes de incendios", dijo la coautora Naomi Tague, profesora de ecohidrología y ecoinformática en la Escuela de Ciencias y Gestión Ambiental Bren de la UCSB.

Los científicos, dirigidos por la profesora asistente Erin Hanan de la Universidad de Nevada, integraron tres métodos de investigación para abordar estas cuestiones. Emplearon datos de tele-detección para caracterizar incendios pasados. Aprovecharon los modelos climáticos para determinar el papel que el cambio climático ha desempeñado en los patrones meteorológicos locales, incluyendo la temperatura, las precipitaciones y la humedad. Y utilizaron un modelo de sistema de tierra para simular cómo el clima, el agua, la vegetación y los incendios forestales interactúan en el espacio y el tiempo.

Los científicos se basaron en los registros climáticos desarrollados a través de una iniciativa financiada por la Fundación Nacional de Ciencias llamada FireEarth y un modelo de cuenca hidrográfica llamado RHESSys-Fire que se originó en el Laboratorio del Equipo Tague en UC Santa Barbara. La financiación de otra iniciativa del FSN ha permitido al laboratorio de Tague incorporar avances a este modelo que representan los impactos climáticos en el fuego, así como la hidrología y el crecimiento de la vegetación. Los autores aplicaron estas técnicas a los datos recogidos en terrenos complejos en dos cuencas hidrográficas mixtas en idaho Batholith y las Montañas Rocosas Centrales.

Los resultados fueron claros, pero lejos de ser sencillos. "Para algunos lugares, encontramos que el cambio climático aumentó la actividad de incendios", dijo Tague, quien dirigió la iniciativa SERI-Fire, "pero sorprendentemente, en otros lugares, el cambio climático en realidad disminuyó la actividad de incendios".

El equipo encontró que el cambio climático aumentó la probabilidad de quemaduras y condujo a incendios más grandes y frecuentes en áreas más húmedas mientras hacía lo contrario en lugares más áridos. En áreas de humedad intermedia del suelo, los efectos del cambio climático y la extinción del fuego variaron en respuesta a las compensaciones locales entre la inflamabilidad y la carga de combustible.

Los científicos se sorprendieron de que el cambio climático pudiera disminuir la gravedad de los incendios bajo ciertas condiciones, pero Tague ofrece una explicación. "El cambio climático puede reducir el crecimiento y el desarrollo de combustibles", dijo, "particularmente en sitios más áridos".

Estos son puntos cruciales en nuestros esfuerzos por entender y manejar los incendios forestales. "Este artículo presenta uno de los primeros estudios de atribución de incendios forestales a la escala de la gestión procesable", dijo la autora principal Erin Hanan, "y muestra que las respuestas locales al cambio climático y la extinción de incendios pueden ser altamente variables incluso dentro de las cuencas hidrográficas individuales".

"Este estudio es realmente el primero en comparar directamente los efectos independientes del cambio climático frente a la supresión del fuego, que sólo se puede hacer utilizando modelos dinámicos", agregó la profesora asistente de uc Merced Crystal Kolden, quien dirigió la iniciativa FireEarth. "En realidad nos sorprendió que la señal de cambio climático fuera tan clara; eso es un poco raro. Y a pesar de que nuestro estudio se limitó a Idaho, los tipos de bosques y el clima que modelamos se encuentran en todo el oeste de estados Unidos, por lo que son buenos análogos para muchas otras cuencas hidrográficas".

Además de iluminar el papel de los principales factores de incendios forestales, la investigación también impulsa la metodología. "Este documento mueve el modelado y la predicción del fuego hacia adelante mirando dentro de las cuencas hidrográficas y desenredando los muchos factores que influyen en cómo evolucionarán los regímenes de incendios en las próximas décadas", dijo Tague.

Si bien el cambio climático sigue siendo un componente importante --el aumento de la frecuencia y la intensidad de los grandes incendios forestales en todo el mundo--, hay muchas regiones en las que los esfuerzos de represión del pasado siguen desempeñando un papel importante. La reducción de la densidad forestal es a menudo un enfoque favorecido en regiones donde décadas de extinción de incendios han aumentado significativamente las cargas de combustible. Sin embargo, las reducciones de densidad a veces tienen consecuencias no deseadas, como Tague y sus colegas detallaron en un artículo publicado recientemente en Frontiers in Forests and Global Change. Bajo ciertas condiciones, esta práctica puede fomentar el crecimiento de la vegetación, lo que puede conducir a un mayor uso del agua por parte de las plantas y potencialmente aumentar los riesgos de incendio.

Debido a que la gestión del combustible a menudo ocurre a escalas finas, se necesitan modelos espacialmente explícitos para proyectar cómo diferentes áreas dentro de las cuencas hidrográficas responderán a la supresión de incendios o a los tratamientos de combustible en las condiciones cambiantes provocadas por el cambio climático.

"Nuestros resultados nos dicen que es poco probable que un enfoque único para el tratamiento de combustibles y la gestión de incendios funcione", dijo Tague. "Los debates sobre las causas de la actividad contra incendios, y qué buenas opciones de tratamiento podrían ser, siempre deben tener en cuenta dónde se tiene en cuenta."

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por la Universidad de California - Santa Bárbara. Original escrito por Harrison Tasoff. 

Referencia del diario:

1.     Erin J Hanan, Jianning Ren, Christina L Tague, Crystal A Kolden, John T Abatzoglou, Ryan R Bart, Maureen C Kennedy, Mingliang Liu, Jennifer C Adam. Cómo el cambio climático y la exclusión de incendios impulsan los regímenes de incendios forestales a escalas procesables. Cartas de Investigación Ambiental, 2021; 16 (2): 024051 DOI: 10.1088/1748-9326/abd78e

Universidad de California - Santa Bárbara. "Cambio climático y extinción de incendios: Los investigadores investigan los complejos factores que alimentarán los incendios forestales del siglo XXI". CienciaDaily. ScienceDaily, 17 de febrero de 2021. <www.sciencedaily.com/releases/2021/02/210217115404.htm>.

21
Ene
2021

good awards

“Quemamos virtualmente California cada hora para ver dónde puede haber puntos que causen mucho daño a personas o a bienes”. Lo dice Joaquín Ramírez, director de Tecnosylva, la empresa española que lidera la lucha tecnológica contra los incendios forestales en Estados Unidos y que ha sido galardonada por The New York Times con uno de sus prestigiosos premios anuales, “The 2020 Good Tech Awards”.

Technosylva no ha dejado de ser noticia positiva durante 2020, primero fue el contrato con CalFire tras ganar en el concurso a 130 empresas, entre ellas Google y Microsoft, en el suministro del servicio de predicción y evolución de los incendios forestales. Después llegó el reconocimiento público del Gobernador de California por su contribución a la lucha contra los enormes incendios forestales que asolaban el Estado y ahora llega el premio del periódico más importante de Estados Unidos y uno de los más importantes del mundo.

Destaca The New York Times que el software de modelado predicitivo “desarrollado por Technosylva permite a los departamentos de bomberos calcular hacia dónde se dirige un incendio, la rapidez con que se mueve y qué patrones climáticos podrían afectar su trayectoria. Su software se utiliza en nueve Estados y ayudó al Departamento Forestal y Protección contra Incendios de California (Cal Fire) a predecir la trayectoria de los incendios forestales iniciados en agosto de 2020, ahorrando un tiempo valioso para quienes intentan extinguir las llamas”.

Technosylva nace en 1997 y en 2013 se instala en California. La sede principal está en León, donde trabajan más de 50 personas entre ingenieros forestales, geógrafos, informáticos y otros profesionales que desarrollan los cuatro productos tecnológicos estrella de la compañía: Wildfire Analyst, Fire Response, Wildfire Risk Atlas y Tactical Analyst.

Wildfire Analyst, la herramienta instalada en CalFire, permite “evaluar y predecir los incendios cuando arrancan y ser capaz de predecir qué puede pasar en los próximos días con un análisis de riesgos, que es lo que les permite a ellos ser proactivos en la lucha contra los incendios”, comenta Joaquín Ramírez al Colegio de Ingenieros de Montes, que ha resaltado su figura y sus logros como empresa española que exporta conocimiento tecnología.

“Hacemos todos los días unos 145 millones de simulacionesquemamos virtualmente California cada hora. Cuando hay incendios simulamos cada 20 segundos su evolución y para eso utilizamos satélites de defensa americanos, cámaras en tiempo real, drones y toda la tecnología posible. Es un reto hacerla usable para tomar decisiones de forma inmediata cuando hay emergencias que suponen la evacuación de miles de personas”.

El premio, como es lógico, es un reconocimiento a años de trabajo, estudio y desarrollo de aplicaciones que se han convertido en una referencia mundial. “Es una enorme satisfacción que te reconozca el New York Times, sobre todo para mi equipo que está en León trabajando. Pero nuestra motivación es facilitar información para tomar decisiones cuando hay muy poco tiempo para tomarlas. Intentar poner encima de la mesa un poco de ciencia y de números a algo que se escapa de la imaginación humana si no lo has vivido por las dimensiones que tiene”.

Aunque la tecnología es imprescindible en la lucha contra los incendios, sobre todo para poder adelantarse a su posible evolución cuando se trata de grandes incendios y disponer de oportunidades de control y extinción, Joaquín considera que “donde tenemos que avanzar es en volver a invertir en gestión forestal para cambiar este escenario creciente de incendios extremos”. Aún así, señala que “comparada con el gasto en extinción de incendios, la inversión en tecnología en la lucha contra incendios apenas supone nada”.

Además de California, Technosylva trabaja con otros nueve Estados norteamericanos y también asesora al Laboratorio del Fuego de Misssoula (FireLab de Missoula), en Montana, el mayor centro de investigación de incendios de Estados Unidos. Han realizado la cartografía de vegetación LIDAR del Bosque Nacional de los Ángeles (Angeles National Forest). Y tiene también entre sus clientes a las tres mayores compañías eléctricas de Estados Unidos, con el objetivo de asesorarlas sobre cuándo deben cortar el suministro eléctrico cuando las condiciones meteorológicas indican un elevado riesgo de incendio forestal.

“Ahora, los profesionales españoles de la lucha contra incendios lideran las actuaciones tanto en Europa como en Latinoamerica, gracias al crecimiento técnico de este colectivo en los últimos años”, señala Eduardo Rojas Briales, decano del Colegio de Ingenieros de Montes. “Este reconocimiento a Technosylva es un acicate a la internacionalización para los profesionales y empresas españolas en el ámbito forestal, tan clave para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente en relación con los retos climáticos, energéticos, de calidad de vida en el medio urbano, de condiciones de vida equiparables en el medio rural, de alimentación, de prevención de desastres naturales, de aguas o biodiversidad».

06
Feb
2021

 

Un novedoso estudio computacional 3D vincula las características del bosque observables con el comportamiento del fuego y revela cómo la estructura forestal propaga el fuego

 

Laboratorio Nacional DOE/Los Alamos

 

Resumen:

Un nuevo análisis 3D muestra que los incendios forestales estallan en bosques poblados por árboles de tamaño similar o a prueba de escasas y ralentizan donde los árboles son más variados.

 

Forests with diverse tree sizes and small clearings hinder wildland fire growth: Novel 3D computational study links observable forest characteristics with fire behavior and reveals how forest structure propagates fire -- ScienceDaily

Página 1 de 10

© 2018 Distrito Forestal.