Incendios Forestales

26
May
2019

Un nuevo software, diseñado por la Universidad de Córdoba, mide el impacto económico de un incendio teniendo en cuenta tanto los recursos materiales como la utilidad para el ocio y recreo, el valor paisajístico y, ahora también, la fijación de carbono.
Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba trabaja en una herramienta visual para determinar el comportamiento de un incendio en un terreno y medir las pérdidas económicas que provoca de una forma más precisa, evaluando no solo los recursos tangibles sino también los intangibles. Se trata del programa Visual Seveif (Sistema de Evaluación Económica de Incendios Forestales) en el que llevan trabajando desde hace unos años.
Cada una de las variables y ecuaciones que se incorpora a la herramienta para evaluar el impacto económico están respaldadas por una investigación científica. La última variable ha sido la de la fijación de carbono.
Para generar esta ecuación que mide las pérdidas económicas en relación a la fijación de carbono de un bosque, se han analizado dos incendios diferentes, según publica en un artículo el grupo de investigación integrado por los profesores de la Universidad de Córdoba Francisco Rodríguez Silva, Miguel Ángel Herrera y Juan Ramón Molina en la revista Envirommental Impact Assesment Review.
El primero de estos incendios tuvo lugar en 2011 en Cerro Vértice en la provincia de Córdoba que arrasó más de 140 hectáreas de matorral, pinar y pastos. El segundo se originó a raíz de la caída de un avión militar en el paraje de Cañadas Catena en Jaén en el que ardieron más de 200 hectáreas de bosque denso de pino.
Se han tenido en cuenta diversas variables como el valor del precio del carbono, la capacidad de fijación de carbono de cada una de las especies, la edad de los árboles e, incluso, los años de aprovechamiento establecidos en su proyecto de ordenación. Pero la pérdida económica de un incendio nunca se produce al 100%. Esta también depende de la longitud de la llama y de la intensidad del fuego. En el programa Visual Seveif todo esto está contemplado con el objetivo de que la estimación del impacto económico sea lo más precisa posible.
Esta herramienta ya se está utilizando en diversos ámbitos de la investigación científica pero también en la gestión directa de incendios. El siguiente paso es convertir este software en una plataforma web para facilitar el acceso de los usuarios y hacer los cálculos de manera rápida con los que ayudar a identificar y priorizar áreas para actividades de restauración y optimizar la asignación de recursos.
Fuente:
Agencia SINC

Reproducido de CESEFOR

12
May
2019

SE PRODUJO EN ABRIL DE 2018



Afectó a 391,80 hectáreas incluidas en Red Natura 2000 pertenecientes al término municipal de Granadilla de Abona, en Santa Cruz de Tenerife

cerramientoayudaregeneracion tcm30 508641


Los trabajos de restauración hidrológico-forestal y de la biodiversidad han supuesto una inversión de 212.992,68 euros


El Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal, ha finalizado las obras de restauración hidrológico-forestal y de la biodiversidad de las áreas afectadas por el incendio forestal que se produjo en Tenerife entre los días 8 y 11 de abril de 2018. Unos trabajos que han supuesto una inversión de 212.992,68 euros.

Este incendio afectó a 391,80 hectáreas incluidas en Red Natura 2000 pertenecientes al término municipal de Granadilla de Abona, en Santa Cruz de Tenerife.

Los objetivos que han cumplido estas actuaciones hidrológico-forestales de emergencia sobre las zonas afectadas por el incendio forestal, han sido disminuir el aporte de cenizas y arrastres, así como facilitar la regeneración vegetal, impidiendo la destrucción del regenerado natural por parte de la abundante población de conejo existente en la zona.

Todo ello para lograr el restablecimiento de la vegetación, para garantizar el suministro de agua potable y evitar la proliferación de plagas y de procesos erosivos, como consecuencia del debilitamiento y pérdida de la cubierta forestal.

Fuente MAPA

01
Abr
2019

 

Reproducimos a continuación dos de las noticias de prensa que han aparecido en El Diario Montañés y El Faro de Vigo sobre los incendios forestales que se han producido en los meses de febrero y marzo. Ha habido más noticias entre las que destacan los incendios habidos en marzo en Cantabria, también ha habido incendios en el País Vasco y Asturias pero hemos decidido no reproducir más a fin de no cansar al lector. La experiencia de varios años nos enseña que pasaron los tiempos en que solo había que programar una campaña contra incendios forestales durante los meses veraniegos pues el peligro de incendio forestal se ha extendido a casi todo el año. Creemos que las administraciones competentes deberían aplicar los mismos medios que disponen durante el verano a todo el año. Los sucesos de este final del invierno así lo confirman.

 

Los incendios quemaron en Cantabria más de 6.000 hectáreas en 16 días de febrero

 

incednio1                                                        Foto,- El fuego ha calcinado monte y bosque este año en Cantabria. / ANTONIO 'SANE'

 

Queda aún por cuantificar el daño producido por el fuego que tomó los montes hasta el 8 de marzo, cuando quedó desactivado el nivel máximo de alerta

Los incendios forestales que Cantabria registró entre el 6 y el 21 de febrero quemaron más de 6.000 hectáreas, 1.334 de ellas de zonas situadas en espacios naturales protegidos, 755 de arbolado y la mayoría, 5.311, de áreas de carácter desarbolado.
La Dirección General de Medio Natural del Gobierno cántabro ha facilitado este viernes, en un comunicado, esta información, obtenida a partir de seis pases de cuatro satélites, que muestran la superficie quemada en esos 16 días por los incendios forestales, que afectaron a 51 municipios cántabros y de los que la mayoría fueron provocados.
Queda por contabilizar la última oleada de incendios provocados en Cantabria hasta el 8 de marzo, cuando quedó desactivado el nivel máximo de alerta del operativo de la Dirección General de Medio Natural. Para conocer esos últimos datos habrá que esperar a que los satélites arrojen imágenes de calidad y cobertura territorial adecuadas.
Los datos del 6 al 21 de febrero recogidos por dos satélites de la Nasa y dos de la Agencia Espacial Europea apuntan que los espacios protegidos de la comunidad que han sido más afectados son: la montaña oriental (1.000 hectáreas quemadas), los valles altos del Nansa, Saja , Alto Campoo (281) y la Sierra del Escudo (47).
También se quemaron 136 hectáreas del parque natural Saja-Besaya, y 0,33 del de Los Collados del Asón.
De los 51 municipios cántabros afectados por los incendios, el que registra más superficie quemada en los 16 días de febrero es Vega de Pas (1.160 hectáreas), Soba (560), Selaya (389), Cabuérniga (350), Miera (327) y Villacarriedo (314).

Especies autóctonas afectadas


La mayor parte de la superficie arbolada afectada por el fuego ha sido de especies autóctonas como el roble, el abedul o el haya (513 hectáreas), aunque también se ha quemado pinar (119 hectáreas) y eucaliptales (71 hectáreas).
La Dirección General de Medio Natural, que está a la espera de que se puedan contabilizar el resto de zonas afectadas por los incendios hasta el 8 de marzo, explica que los satélites de observación que se han utilizado han sido diseñados para detectar determinados fenómenos sobre la corteza terrestre.
Esos satélites, según este departamento, cuentan con distintos sensores que los hacen muy útiles para la detección de los cambios producidos sobre la cobertura vegetal y, especialmente, para la determinación de las superficies afectadas por incendios forestales

Diario Montañés. Viernes, 15 marzo 2019

 

Galicia arde en marzo: más de 1.000 hectáreas en 4 incendios

El más grave afecta a los concellos de Rianxo y Dodro, que ha puesto casas en riesgo

Galicia ha amanecido en llamas a golpe de 26 de marzo. Cuatro incendios forestales han quemado en las últimas horas casi 1.060 hectáreas. El más grave de ellos, que afecta a los concellos de Rianxo y de Dodro, ha calcinado ya unas 850 hectáreas y ha llevado a declarar la situación 2, que se activa cuando hay riesgo para las casas. En este caso, el núcleo afectado es el de Meiquiz y también han sido evacuados un instituto y la escuela unitaria de Raxó. Se ha requerido la presencia de la Unidad Militar de Emergencias.

Este fuego comenzó a las 20:09 en la parroquia dodrense de San Xoán de Laíño y durante momentos de esta mañana ha obligado a cortar la autovía de Barbanza, por la que desde las 11:00 es posible circular, aunque con dificultad. Durante varias horas de la madrugada, otra carretera, la AC-305, también estuvo cerrada. De todos modos, la Policía Local de Rianxo pide que se evite circular por las vías y pistas de las zonas afectadas
El fuerte viento del noroeste está expandiendo con velocidad las llamas y dificultando las labores de extinción, en las que trabajan 12 agentes, nueve brigadas, seis motobomas, dos palas y, desde pasadas las 10:30, se han incorporado los medios aéreos, con varios helicópteros y dos aviones, según la última información de la Consellería de Medio Rural. También participan efectivos de Protección Civil de Rianxo, de la Policía Local y de la Guardia Civil.

 incndio2
                                                Los efectivos de Protección Civil de Rianxo se han sumado a los servicios de extinción // PC Rianxo

 

Lousame y Noia


De acuerdo con la información de la consellería, los otros fuegos también se localizan en la provincia de A Coruña. En Lousame, quedaron controlados esta mañana tres focos que habían comenzado a medianoche de manera simultánea, por lo que Medio Rural sospecha de su intencionalidad. Esos focos se unieron con otro que había comenzado en Noia, en en la parroquia de Argalo, que también ha quedado controlado. En conjunto, hay 78 hectáreas afectadas y se han movilizado cuatro agentes, tres brigadas y dos motobombas.
Ha quedado extinguido un incendio en el municipio coruñés de As Pontes de García Rodríguez, en la parroquia de O Freixo, que según las últimas estimaciones afecta a una superficie de unas 21,9 hectáreas. Este fuego se inició en dos lugares distintos de la mesma parroquia, "por lo que todo indica que fue intencionado".


Cortada la A-28 portuguesa


También un importante incendio en Portugal, a la altura de Esposende, a medio camino de Oporto, ha obligado a cortar la A-28, la vía más utilizada para la comunicación entre Vigo y su área y la segunda ciudad lusa, informa el Jornal de Notícias.
Ayer mismo quedaron extinguidos otros tres incendios destacados: uno en el muncipio lucense de Muras, que quemó 83 hectáreas, y otros dos en Ourense, en Chandrexa de Queixa y en Vilariño de Conso, ambos con 25 hectáreas arrasadas.
Las altas temperaturas registradas en los últimos días, sumadas a la escasez de precipitaciones durante el inverno que acaba de terminar, han llevado a Medio Rural a activar ayer la prohibición para realizar quemas agrícolas y forestales y churrascadas en los montes, salvo en aquellas áreas habilitadas dentro de los concellos que no sean Zonas de Alto Riesgo).

 

incednio 3                                                                      Mapa de la NASA en el que se aprecian los focos activos a las 6:00 de esta mañana

                  El Faro de Vigo 23 de marzo de 2019

07
May
2019

asturias

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural ha valorado recientemente el anuncio del Principado de Asturias sobre un estudio estratégico, a punto de hacerse público, sobre mejoras del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) incluyendo la creación de 78 nuevas plazas con un incremento de 3,3 millones de coste anual.


En un comunicado, el Colegio apunta que este órgano reconoce "el esfuerzo realizado por los sucesivos gobiernos del Principado de Asturias para crear y mantener un servicio de emergencias generalista y profesional que tiene como una de sus misiones la extinción de los incendios forestales", subrayando datos como que desde 2001 el gasto en extinción casi se ha multiplicado por seis; en los últimos años aproximadamente el 40% del presupuesto del SEPA se destina a los incendios forestales, a lo que hay que sumar el coste, nada desdeñable, del personal que trabaja en el 112, los bomberos y auxiliares de bomberos. Esto sin contar con el personal y medios facilitados por la Administración General del Estado.


Sin embargo, el Colegio lamenta que en los últimos años se haya asistido "a un aumento de las superficies quemadas y de los siniestros con afección a la población, por lo que nos atrevemos a asegurar sin temor a equivocarnos que, aun siendo la extinción la necesaria respuesta a la emergencia, la solución debe llegar desde la prevención integrada en la gestión de los montes". Los expertos coinciden en que nos enfrentamos a un agravamiento del problema, debido la mezcla de varios factores negativos entre los que cabe señalar el incremento del potencial combustible en los montes y el cambio climático, que hacen que los incendios forestales no puedan enfrentarse -como hasta ahora- sólo desde la extinción. Es necesario gestionar el monte para evitar que su vegetación se convierta en el combustible de los incendios y en esta gestión hay que analizar y prever los potenciales grandes siniestros y su defensa.


Falta de personal


"Somos testigos del debate social y mediático recurrente desde el año 2015, y de la sensibilidad y la demanda de medidas preventivas, reclamadas también desde la propia Junta General del Principado, por lo que no entendemos como el Gobierno del Principado de Asturias ni si quiera haya hecho referencia a un estudio o análisis sobre las necesidades también en medios y recursos para la prevención y la gestión forestal", apuntan en el comunicado. Frente a la decidida inversión en medios humanos y materiales desde el año 2000, hasta profesionalizar la extinción con más de 450 miembros del ahora SEPA -a los que el anuncio del portavoz indica que aún podrían sumarse hasta 78 más- el Servicio de Montes, unidad responsable dentro de la Consejería competente en la prevención de los incendios forestales, se mantiene con la misma dotación humana que ya era escasa en el año 2001.


"A pesar de que la labor de prevención se configura cada vez más como el eje fundamental, para evitar o mitigar los efectos de los incendios, en 18 años no se ha visto en absoluto reforzada", afirman desde el Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales, y temen que esta inacción "sea debida a que los responsables políticos todavía no han comprendido la apremiante necesidad de disponer de suficiente personal facultativo para poder planificar y realizar con acierto las medidas preventivas necesarias".


Los datos facilitados por los ingenieros técnicos forestales que desempeñan su labor en la administración regional no dejan lugar a duda: el volumen de trabajo en informes, expedientes, inspecciones y supervisión de particulares, etc., suman cerca del 40% del total de la superficie forestal de Asturias lo que dificulta sobre manera la atención de los montes de gestión directa. Además el Servicio de Montes también gestiona más del 40% del volumen de los asuntos que tienen registro de entrada de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales con menos del 23% del personal total de la Consejería; y referido al personal facultativo este valor es incluso inferior al 10% del total correspondiente.


Planes de defensa contra incendios forestales


El comunicado del Colegio incide en que la falta de medios que se detecta en las actuales deficiencias en planificación "es elocuente y habla por sí sola; basta decir que 55 de los 78 concejos asturianos fueron declarados zonas de alto riesgo de incendios en 2007, y a pesar de que, según la Ley de Montes, en estos terrenos es obligatorio contar con un Plan de Defensa contra Incendios Forestales no se ha hecho absolutamente nada". Después de 12 años trascurridos no se ha aprobado ninguno, señalan al tiempo que opinan que se deben duplicar las ayudas a los ayuntamientos para trabajos de prevención, como de hecho se ha presupuestado para 2019, "pero esta positiva medida podría quedarse en papel mojado puesto que no hay personal cualificado suficiente en los concejos para proyectarlas (ni siquiera para supervisarlo por la administración regional), ni tampoco existe ni se ha previsto una planificación a medio y largo plazo que oriente las actuaciones".


Según esta agrupación profesional, "en la dimensión actual de los medios humanos disponibles sería más efectivo, con un gasto notablemente menor, poner en marcha un proyecto dinámico y plurianual con varios equipos regionales para la realización de quemas controladas y apoyo técnico a la gestión consensuada de los montes comunales que dé continuidad a la labor, ahora estacional, realizada por las tres Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) y los trabajos de la Brigada de Labores Preventivas (BLP) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación".



Fuente:
Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural

INDFORMA 25/Abr/2019

05
Mar
2019

Ocurrió en Galicia en octubre de 2017. Mientras que llegó un otoño extraordinariamente seco se retiró a varias brigadas de lucha contra incendios forestales ya que se había calculado que la campaña terminaría a 30 de septiembre y se preveía equivocadamente que para octubre ya habría llovido y no habría peligro de incendio forestal. El resultado fueron los grandes incendios que hubo en la provincia de Pontevedra.

Este año ha sucedido que el mes de febrero ha resultado extraordinariamente seco en el norte y las quemas de pastos, que se hacen en primavera se han adelantado a febrero, mes fuera de las previsiones de las campañas de incendios.

Las campañas de incendios se han calculado siempre sobre la base de disponer de recursos en las épocas de peligro, lo que se traducía según lugares en mantener el dispositivo en verano y algún mes más. La climatología actual en España ha demostrado de sobra que puede haber primaveras adelantadas a febrero en que haya las condiciones de temperatura, viento y sequedad como para que sean de alto riesgo y, con más frecuencia, veranos que se prolonguen con alto nivel de peligro de incendio forestal hasta bien entrado el otoño.

Desde aquí creemos que la prudencia indica que la campañas de lucha contra incendios forestales deberían programarlas las administraciones con una duración de al menos ocho meses de 15 de febrero a 15 de octubre. Desde luego que sería un incremento de costes importante, pero comparando con la alternativa de los severos daños que nos produciría un gran incendio creemos que está justificado.

Adjuntamos las noticias de los incendios en Asturias y Cantabria que a la fecha de hoy están activos

 

Asturias registra 37 incendios forestales, 14 de ellos activos

 

 incendiosturias
                                                       Incendios en Asturias. JOSÉ LUIS CEREIJIDO (EFE)

 

La oleada de incendios llegó a sumar 139 focos en la madrugada del lunes

Asturias registra este martes 37 incendios forestales en una veintena de concejos, de los que catorce están activos, en una jornada en la que se han intensificado los trabajos de los medios aéreos desde primera hora de la mañana ante la previsión de fuertes rachas de viento por la tarde. Según ha informado el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (Sepa), catorce de los focos están controlados y otros nueve, en seguimiento y revisión.
La oleada de incendios, que llegó a sumar 139 focos en la madrugada del lunes, tiene un origen intencionado, según las primeras informaciones recabadas tanto por el Gobierno de Asturias como por el central.
Los incendios que aún permanecen activos están en los concejos de Lena (2), Llanes (3), Parres (2), Piloña (2), Ribadesella (2), Salas (1), Sobrescobio (1) y Valdés (1). Este martes, en la que los trabajos podrían verse dificultados por el fuerte viento, se dará prioridad a los incendios de Salas y Llanes.
Los nueve medios aéreos de los que dispone en estos momentos la comunidad autónoma han comenzado a trabajar desde primera hora de la mañana, ante la previsión de rachas muy fuertes de viento en el suroccidente, la cordillera y Picos de Europa a partir de las 18.00 horas.
En Salas, en el incendio de Soto de los Infantes, trabajarán los dos helicópteros bombarderos tipo Kamov del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Tineo y dos de la Unidad Militar de Emergencias (Ume). En Llanes hay dos incendios donde se concentrarán el mayor número de medios, uno localizado en Naves, en el que trabajarán dos hidroaviones, y otro entre Celorio y San Antolín, donde trabajará la sección de la UME destinada al oriente.
Además, dos helicópteros del Servicios de Emergencias del Principado de Asturias revisarán y realizarán tareas de remate en la zona centro y en el oriente.
El índice de riesgo de incendio forestal previsto para la jornada de este martes, en la que podrían llegar algunas lluvias débiles, es extremo, por lo que las quemas siguen estando prohibidas. Un total de 211 integrantes (UME) se desplazaron el domingo por la noche desde León para colaborar en los trabajos de extinción, labores en las que este lunes participaron directamente más de 400 personas.
Salvo un par de incendios que pueden estar vinculados a la caída de tendidos eléctricos, el resto tendría un origen intencionado, según el consejero asturiano de la Presidencia.

Fuente.- Agencia EFE y Diario El Progreso. EFE 05 MARZO 2019

 

Cantabria lucha contra 15 incendios forestales activos y mantiene el máximo nivel de alerta del operativo

 

Cantabria registraba este lunes 17 incendios forestales, de los que quedan 15 focos activos, la mayoría provocados, contra los que el Gobierno regional lucha con sus efectivos y con el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de aviones y helicópteros del Ejecutivo central. Los incendios forestales han llevado esta noche a vivir "momentos de riesgo" en el pueblo de Saja (Los Tojos) y en viviendas aisladas de la sierra de La Acomba (Ramales de la Victoria), aunque los efectivos han evitado problemas y siguen intentado controlar los fuegos aún activos a primera hora de este lunes


El de la Sierra de La Alcomba, en Ramales de la Victoria, que durante parte de la noche y la mañana ha concentrado los mayores esfuerzos del operativo y el trabajo de los hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha pasado a ser estrictamente forestal sin otro riesgo. Un total de 386 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, de Medio Natural, los bomberos del 112 de Cantabria y municipal, Protección Civil, Cruz Roja y Guardia Civil siguen trabajando en la extinción de esos fuegos, que por la noche ha complicado la situación en Cabuérniga, Ramales de la Victoria y la zona del Pisueña. En Cabuérniga se han producido varios focos de gran extensión en los municipios de Los Tojos, donde en el pueblo de Saja se han acercado las llamas peligrosamente a las casas. También ha habido problemas en la zona de Valfría y Fresneda y el municipio de Bárcena Mayor, todos ellos en el valle de Cabuérniga. Desde que el jueves se activó el operativo de lucha contra incendios en su máximo nivel (nivel 2) se han registrado 194 incendios forestales en Cantabria, según datos facilitados por el Gobierno regional en nota de prensa. La mayoría de esos incendios, según el Ejecutivo cántabro, son provocados y hasta ahora la Guardia Civil investiga a dos hombres, uno de 35 años de la zona de Cabuérniga -a quien pillaron in fraganti con un mechero- y otro de 39, en San Roque de Riomiera, como posibles autores de algún fuego, aunque ninguno de ellos ha sido detenido. En total, 15 incendios en 11 municipios están activos en Cantabria a primera hora de esta tarde y todos se concentran en áreas altas sin peligro para las personas, viviendas e infraestructuras. La mayoría son provocados Desde el pasado jueves, en Cantabria se han contabilizado más de un centenar de focos que han afectado principalmente a la franja central de la región y que se han visto favorecidos por el tiempo seco y el viento sur, aunque de momento no han alcanzado zonas habitadas. Las zonas más complicadas son Cabuérniga y la cuenca del Pisueña, además de un nuevo incendio importante que se ha registrado en el Nansa, mientras continúa un fuego en La Cavada, en una zona de eucaliptal. Los fuegos han afectado tanto a zonas de matorral como a áreas de bosque, incluidos espacios de repoblados con roble, como el incendio ya sofocado de Silió (Molledo), o de pinar, como el que se ha producido esta mañana en el monte Caballar, entre Santa María de Cayón y Villafufre. A través de su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, trasladó su reconocimiento y apoyo a los profesionales de los servicios de emergencias y a los voluntarios que trabajan en la extinción de los incendios, cuya evolución, según señaló, sigue atentamente. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, acudió por la mañana al centro de coordinación de emergencias del 112 para conocer la situación de los fuegos, gran parte de los cuales afectan a zonas de difícil acceso, y que también visitó el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga. En un vídeo publicado en sus redes sociales, Revilla criticó la acción de los pirómanos por que causan un "grandísimo daño" al ecosistema de Cantabria. "Estamos en la situación de siempre cuando se origina viento sur con los pirómanos, porque hay que hablar de incendios intencionados en el 99% de los casos", lamentó el presidente cántabro, quien confió en que la llegada de lluvias previstas para este lunes por la tarde permita controlar los incendios. Menos optimista ha sido el director general del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, Antonio Lucio, quien admitió que las precipitaciones pueden ser un "alivio importante", aunque a partir del martes vuelve a la región el tiempo seco. Cantabria desactiva el Plan Especial de Incendios El Gobierno de Cantabria ha desactivado a las 13:30 horas el Plan Especial de Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma (INFOCANT), aunque mantendrá activado el máximo nivel de alerta del operativo (2), propio de la Dirección General de Medio Natural. El plan especial ha sido desactivado ante la mejora de las condiciones meteorológicas, con bajada de las temperaturas máximas, aumento de la humedad y el cambio del viento a norte y este, la extinción del grueso de los focos registrados durante los últimos días y la eliminación del riesgo para viviendas e infraestructuras. El nivel máximo de alerta (2) implica el constante seguimiento de la evolución de los focos aún activos y de la previsión meteorológica, y la coordinación de los efectivos autonómicos que continúan trabajando en las labores de extinción. Por otro lado y según ha informado el Ejecutivo regional en un comunicado, los 226 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias empezarán a replegarse esta tarde para volver a su base, ya que la comunidad autónoma cuenta con la capacidad suficiente para afrontar la situación actual de los incendios forestales con medios propios. Imágenes

 
incendio cantabria                                Llamas de un incendio en los montes próximos a la localidad cántabra de Ramales de la Victoria. (Pedro Puente Hoyos / EFE)

 

Fuente.- Revista 20 Minutos 5 de marzo de 2019

 

Página 1 de 4

© 2018 Distrito Forestal.