Ciencia y Técnica

22
Mar
2021

Science Daily thumb

Las recientes sequías de verano en Europa son mucho más severas que cualquier otra cosa en los últimos 2.100 años, según un nuevo estudio.

Un equipo internacional, liderado por la Universidad de Cambridge, estudió las huellas químicas en robles europeos para reconstruir el clima de verano durante 2.110 años. Encontraron que después de una tendencia de secado a largo plazo, las condiciones de sequía desde 2015 se intensificaron repentinamente, más allá de cualquier cosa en los últimos dos mil años.

Esta anomalía es probablemente el resultado del cambio climático causado por el hombre y los cambios asociados en la corriente en chorro. Los resultados se informan en la revista Nature Geoscience.

Las recientes sequías de verano y las olas de calor en Europa han tenido consecuencias ecológicas y económicas devastadoras, que empeorarán a medida que el clima mundial siga calentándose.

"Todos somos conscientes del cúmulo de veranos excepcionalmente calurosos y secos que hemos tenido en los últimos años, pero necesitábamos reconstrucciones precisas de las condiciones históricas para ver cómo estos extremos recientes se comparan con años anteriores", dijo el primer autor, el profesor Ulf Büntgen, del Departamento de Geografía de Cambridge, que también está afiliado al Centro CzechGlobe en Brno, República Checa. "Nuestros resultados muestran que lo que hemos experimentado en los últimos cinco veranos es extraordinario para Europa central, en términos de lo seco que ha sido consecutivamente".

La mayoría de los estudios que intentan reconstruir climas pasados están restringidos a la temperatura, pero los isótopos estables en los anillos de los árboles pueden proporcionar información resuelta anualmente y absolutamente anticuada sobre los cambios hidroclimáticos durante largos períodos de tiempo.

Büntgen y sus colegas de la República Checa, Alemania y Suiza estudiaron más de 27.000 mediciones de relaciones isotópicas de carbono y oxígeno de 147 robles europeos vivos y muertos, cubriendo un período de 2.110 años. Las muestras procedían de restos arqueológicos, materiales de subfosiles, construcciones históricas y árboles vivos de lo que hoy es la República Checa y partes del sureste de Baviera.

"En general, nuestra comprensión es peor cuanto más atrás retrocedemos en el tiempo, ya que los conjuntos de datos que analizan las condiciones de sequía pasadas son raros", dijo Büntgen, especialista en dendrocronología, el estudio de datos del crecimiento de anillos de árboles. "Sin embargo, los conocimientos antes de la época medieval son particularmente vitales, porque nos permiten obtener una imagen más completa de las variaciones de sequía pasadas, que eran esenciales para el funcionamiento y la productividad de los ecosistemas y las sociedades."

Para cada anillo de cada árbol, los investigadores extrajeron y analizaron isótopos de carbono y oxígeno de forma independiente, lo que les permitió construir el conjunto de datos más grande y detallado de las condiciones del hidroclima de verano en Europa central desde la época romana hasta la actualidad.

"Estos isótopos estables de anillo de árbol nos dan un archivo mucho más preciso para reconstruir las condiciones del hidroclima en áreas templadas, donde los estudios convencionales de anillos de árboles a menudo fallan", dijo el profesor Jan Esper, coautor de la Universidad de Maguncia, Alemania.

Los isótopos estables de anillo de árbol difieren de las medidas habituales de anillo de árbol de anchura de anillo y densidad de madera, ya que reflejan las condiciones físicas y las respuestas de los árboles en lugar del crecimiento neto del tallo. "Mientras que los valores de carbono dependen de la actividad fotosintética, los valores de oxígeno se ven afectados por el agua de origen. Juntos, se correlacionan estrechamente con las condiciones de la temporada de crecimiento", dijo el profesor Paolo Cherubini, coautor del Instituto Federal de Investigación WSL en Birmensdorf, Suiza.

Durante el período de 2.110 años, los datos de isótopos de anillo de árbol mostraron que había veranos muy húmedos, como 200, 720 y 1100 d.C., y veranos muy secos, como 40, 590, 950 y 1510 d.C. A pesar de estos "años fuera de lo común", los resultados muestran que durante los últimos dos milenios, Europa se ha ido secando lentamente.

Las muestras de 2015-2018, sin embargo, muestran que las condiciones de sequía en los últimos veranos superan con creces cualquier cosa en los 2.110 años: "Hemos visto una fuerte caída después de siglos de un declive lento y significativo, que es particularmente alarmante para la agricultura y la silvicultura", dijo el coautor profesor Mirek Trnka, del Centro de Investigación CzechGlobe en Brno, República Checa. Un retroceso forestal sin precedentes en gran parte de Europa central corrobora nuestros resultados".

Los investigadores dicen que el reciente cúmulo de veranos anormalmente secos es probablemente el resultado del calentamiento climático antropogénico, y los cambios asociados en la posición de la corriente en chorro. "El cambio climático no significa que se vuelva más seco en todas partes: algunos lugares pueden volverse más húmedos o fríos, pero las condiciones extremas serán más frecuentes, lo que podría ser devastador para la agricultura, los ecosistemas y las sociedades en su conjunto", dijo Büntgen.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por la Universidad de Cambridge. Original escrito por Sarah Collins. Nota: El contenido se puede editar para el estilo y la longitud.

Referencia del diario:

1.     Ulf Büntgen et al. ecent Sequía europea extremos más allá de la variabilidad de fondo de la era común. Nature Geoscience, 2021 DOI: 10.1038/s41561-021-00698-0

Universidad de Cambridge. "Las sequías de verano europeas desde 2015 no tienen precedentes en los últimos dos milenios". CienciaDaily. ScienceDaily, 15 de marzo de 2021. <www.sciencedaily.com/releases/2021/03/210315132141.htm>.

 

10
Mar
2021

 

 Science Daily thumb

Fecha:

26 de febrero de 2021

Fuente:

Universidad de Exeter

Resumen:

Eminentes científicos advierten que ecosistemas clave alrededor de Australia y la Antártida están colapsando, y proponen un marco de tres pasos para combatir el daño global irreversible.

Su informe, escrito por 38 científicos australianos, británicos y estadounidenses de universidades y agencias gubernamentales, se publica hoy en la revista internacional Global Change Biology. Los investigadores dicen que anuncia una dura advertencia para el colapso de los ecosistemas en todo el mundo, si no se toman medidas urgentes.

La autora principal, la Dra. Dana Bergstrom, de la División Antártica Australiana, dijo que el proyecto surgió de una conferencia inspirada en su investigación ecológica en entornos polares.

"Estaba viendo un retroceso increíblemente rápido y generalizado en la tundra alpina de la isla Macquarie, declarada Patrimonio de la Humanidad, y empecé a preguntarme si esto estaba sucediendo en otro lugar", dijo el Dr. Bergstrom.

"Con mis colegas de la División Antártica Australiana y la Universidad de Queensland organizamos una conferencia y taller nacional sobre 'Sorpresas ecológicas y colapso rápido de ecosistemas en un mundo cambiante', con el apoyo de la Academia Australiana de Ciencias."

El documento resultante y los extensos estudios de caso examinan el estado actual y las trayectorias recientes de 19 ecosistemas marinos y terrestres en todos los estados australianos, que abarcan 58° de latitud desde los arrecifes de coral hasta la Antártida. Los hallazgos incluyen:

  • El colapso del ecosistema (definido como un cambio potencialmente irreversible en la estructura, composición y función de los ecosistemas) se está produciendo ahora en 19 estudios de caso. Esta conclusión está respaldada por evidencia empírica, en lugar de predicciones modeladas.
  • Ningún ecosistema se ha colapsado en toda su gama, pero para todos los estudios de caso hay evidencia de colapso local.
  • Los 19 ecosistemas incluyen la Gran Barrera de Coral, manglares en el Golfo de Carpentaria, los bosques y bosques mediterráneos, la zona árida del centro de Australia, los lechos de pastos marinos shark bay en Australia Occidental, los bosques de algas great southern reef, los bosques de coníferas de Gondwanan de Tasmania, el bosque de cenizas de montaña en Victoria y los lechos de musgo de la Antártida Oriental.
  • Los impulsores del colapso de los ecosistemas son las presiones del cambio climático global y los impactos humanos regionales, clasificados como "prensas" crónicas (por ejemplo, cambios en la temperatura y las precipitaciones, desbroce de tierras) o "pulsos" agudos (por ejemplo, olas de calor, tormentas, incendios y contaminación después de las tormentas).

Michael Depledge CBE, profesor emérito de la Universidad de Exeter y ex asesor científico jefe de la Agencia de Medio Ambiente de Inglaterra y Gales, dijo que la investigación tenía especial importancia después de que el Gobierno del Reino Unido encargara Dasgupta Review, que recientemente destacó los daños económicos catastróficos asociados con la pérdida de biodiversidad.

El profesor Depledge dijo: "Nuestro trabajo es una nueva llamada de atención que muestra que los ecosistemas están en diferentes estados de colapso desde los trópicos hasta la Antártida. Estas conclusiones de Australia son una clara advertencia de lo que está sucediendo en todas partes y continuarán sin medidas urgentes. Las implicaciones para la salud humana y el bienestar son graves. Afortunadamente, como mostramos, creando conciencia y anticipando los riesgos todavía hay tiempo para tomar medidas para abordar estos cambios.

"Esperamos que nuestro trabajo aumente la conciencia de que nuestros ecosistemas se están derrumbando a nuestro alrededor. Ya podemos observar las consecuencias perjudiciales para la salud y el bienestar de algunas comunidades y anticipar amenazas a otras. Tomar medidas más enérgicas ahora evitará acumular más miseria en una población mundial que ya está soportando las cicatrices de la pandemia mundial".

El documento recomienda un nuevo marco de "3A" para guiar la toma de decisiones sobre las acciones para combatir daños irreversibles:

  1. Sensibilización sobre la importancia del ecosistema y la necesidad de su protección;
  2. Anticipación de los riesgos de las presiones actuales y futuras
  3. Acción para reducir las presiones para evitar o disminuir sus impactos

 

https://www.sciencedaily.com/releases/2021/02/210226103746.htm

17
Feb
2021

fao

Los suelos son una de las principales reservas mundiales de biodiversidad y albergan más del 25 % de la diversidad biológica del planeta. Asimismo, más del 40 % de los organismos vivos en los ecosistemas terrestres están asociados a los suelos durante su ciclo biológico.

4 de diciembre de 2020, Roma -En el informe de la FAO sobre el estado de los conocimientos acerca de la biodiversidad del suelo presentado hoy se afirma que los organismos del suelo desempeñan una función esencial a fin de potenciar la producción de alimentos, favorecer dietas nutritivas, preservar la salud humana, remediar la contaminación y combatir el cambio climático, pero que su contribución sigue subestimándose en gran medida. El informe se presentó con ocasión del Día Mundial del Suelo, que se celebra el 5 de diciembre.

A pesar de que la pérdida de biodiversidad figura entre las principales preocupaciones mundiales, no se otorga a la biodiversidad subterránea la importancia que merece; dicha biodiversidad debe tenerse plenamente en cuenta al planificar las intervenciones para el desarrollo sostenible, según el informe.

"Los suelos no solo son la base de los sistemas agroalimentarios y donde se produce el 95 % de los alimentos que consumimos, sino que su salud y biodiversidad también resultan esenciales para los esfuerzos destinados a erradicar el hambre y lograr sistemas agroalimentarios sostenibles", declaró hoy el Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu, en la ceremonia del Día Mundial del Suelo.

No obstante, el responsable de la FAO señaló la disminución de la salud de los suelos y los numerosos servicios ecosistémicos que proporcionan. Para evitar las consecuencias dramáticas que esta tendencia puede tener en la seguridad alimentaria, la nutrición, el cambio climático y el desarrollo sostenible, pidió que se tomaran medidas urgentes para aprovechar el potencial de los recursos genéticos vivos de los suelos.

En su discurso, el Sr. QU también destacó la necesidad de establecer un sistema mundial de información sobre los suelos eficiente, en consonancia con la agricultura digital y las innovaciones relacionadas con la aplicación de metodologías estadísticas a las ciencias medioambientales, a fin de proteger a los "héroes silenciosos y comprometidos", como se refirió a los organismos del suelo.

"Como dice un proverbio chino: ‘El suelo es la madre de todas las criaturas de la Tierra; no te olvides de la madre que te nutre'", señaló el responsable del organismo de las Naciones Unidas.

Los suelos son una de las principales reservas mundiales de biodiversidad y albergan más del 25 % de la diversidad biológica del planeta. Asimismo, más del 40 % de los organismos vivos en los ecosistemas terrestres están asociados a los suelos durante su ciclo biológico.

La Sra. Elizabeth Maruma Mrema, Secretaria Ejecutiva del Convenio sobre la Diversidad Biológica, en su discurso transmitido en vídeo durante la ceremonia, declaró lo siguiente: "Es preciso reconocer con urgencia que la biodiversidad del suelo resulta indispensable para la seguridad alimentaria y para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La biodiversidad del suelo impulsa la productividad y la resiliencia de la agricultura, aumentando así la resistencia de los sistemas de producción y los medios de vida ante las perturbaciones y los factores adversos".

Anuncio de los ganadores del Premio Mundial del Suelo Glinka y el Premio del Día Mundial del Suelo Rey Bhumibol

Durante la ceremonia, el Premio Mundial del Suelo Glinka de 2020, denominado así en honor al científico ruso pionero Konstantin D. Glinka, se otorgó al científico agrícola italiano Luca Montanarella, de la Comisión Europea. El Sr. Montanarella es conocido por ser promotor activo de la sensibilización sobre los suelos en Europa y en todo el mundo, apoyando así la transferencia de conocimientos científicos sobre los suelos a la formulación de políticas. El Director General de la FAO entregó la medalla chapada en oro Glinka al ganador.

Al entregar el premio monetario, el Sr. Victor Vasiliev, Representante Permanente de la Federación de Rusia ante la FAO, destacó la importancia de promover enfoques agroecológicos en la agricultura que presten una mayor atención al enriquecimiento de la biodiversidad del suelo. Citó la agricultura orgánica, el cultivo sin laboreo, la rotación de cultivos y la agricultura conservacionista como buenos ejemplos de este tipo de técnicas.

El Premio del Día Mundial del Suelo Rey Bhumibol, denominado así en honor al difunto rey de Tailandia, se concedió al Consejo de Investigación Agrícola de la India (ICAR) por su compromiso con la sensibilización acerca de la importancia de disponer de suelos saludables. Su Alteza Real la Princesa Maha Chakri Sirindhorn de Tailandia presentará oficialmente el premio al ICAR en Bangkok en enero de 2021.

El Sr. Thanawat Tiensin, Representante Permanente de Tailandia ante la FAO, afirmó que la pandemia actual nos había mostrado lo valiosa y frágil que es nuestra salud y que para protegerla debíamos empezar por nuestros suelos. Esto, a su vez, requiere proteger su biodiversidad.

En el marco del Día Mundial del Suelo de 2020, la FAO, junto con la Unión Internacional de la Ciencia del Suelo (UICS) y la Alianza mundial sobre los suelos (AMS), también anunció los ganadores del concurso de libros para niños sobre la biodiversidad del suelo.

El primer premio se otorgó a "The science and spectacle of Soil Life with Roly Poly" (La ciencia y espectáculo de la vida del suelo con Bolita), de JiaJia Hamner (independiente, Estados Unidos de América) y Sharada Keats (Alianza Mundial para la Mejora de la Nutrición, Reino Unido). Consulte aquí la lista completa de ganadores.

La Sra. Laura Bertha, Presidenta de la UICS, que anunció los ganadores, señaló que la degradación del suelo era el desafío más insidioso y, para superarlo, las actividades debían centrarse en educar a los niños y los jóvenes.

En el acto también se puso en marcha el Sistema de información sobre suelos de Armenia.

Las amenazas a la biodiversidad del suelo

El nuevo informe de la FAO define la biodiversidad del suelo como la variedad de vida subterránea que va de los genes y las especies hasta las comunidades que forman, así como los complejos ecológicos a los que contribuyen y a los que pertenecen, de los microhábitats del suelo a los paisajes.

La función de la biodiversidad del suelo mediante los servicios ecosistémicos que proporcionan es fundamental para la agricultura y la seguridad alimentaria.

Por ejemplo, los microorganismos del suelo transforman los compuestos orgánicos e inorgánicos que liberan nutrientes de manera tal que las plantas pueden alimentarse. Además, la diversidad de los suelos contribuye a mejorar el control, la prevención y la eliminación de plagas y patógenos.

Sin embargo, esta biodiversidad está amenazada por las actividades humanas, el cambio climático y las catástrofes naturales.

El uso excesivo e indebido de productos fitosanitarios sigue siendo una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad del suelo, lo cual reduce el potencial de esta.

Otras causas son la deforestación, la urbanización, la intensificación agrícola, la contaminación y la salinización.

La biodiversidad del suelo y el bienestar humano

Los microorganismos del suelo tienen un potencial importante para mitigar el cambio climático. Desempeñan un papel clave en la fijación de carbono y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el informe se señala que las actividades agrícolas son la mayor fuente de dióxido de carbono y óxido nitroso, gases emitidos por los suelos.

La biodiversidad del suelo sustenta la salud humana, tanto de forma directa como indirecta. Varias bacterias y hongos del suelo se utilizan tradicionalmente en la producción de salsa de soja, queso, vino y otros alimentos y bebidas fermentados. Las plantas producen sustancias químicas como los antioxidantes que estimulan nuestro sistema inmunitario y contribuyen a la regulación de las hormonas. Los microorganismos del suelo también pueden ayudar a prevenir las enfermedades inflamatorias, entre ellas la alergia, el asma, las enfermedades autoinmunes, la enfermedad inflamatoria intestinal y la depresión.

Desde principios del siglo XX, numerosos fármacos y vacunas se han derivado de los organismos del suelo, desde antibióticos muy conocidos como la penicilina hasta la bleomicina, utilizada para tratar el cáncer, y la anfotericina, destinada a las infecciones fúngicas. En el contexto del aumento de las enfermedades causadas por microorganismos resistentes, la biodiversidad del suelo tiene enormes posibilidades de ofrecer nuevos medicamentos para combatirlas.

Medidas futuras

Por lo general, existe una falta de datos detallados, políticas y medidas sobre la biodiversidad del suelo a nivel local, nacional, regional y mundial.

A fin de comprender mejor las amenazas a la biodiversidad del suelo y aplicar políticas y reglamentos pertinentes, es crucial invertir en evaluaciones de la biodiversidad del suelo armonizadas en todo el mundo, normalizar los protocolos de muestreo y análisis para permitir la recolección de grandes conjuntos de datos comparables y promover la utilización de herramientas de seguimiento eficientes con vistas a registrar los cambios en la biodiversidad del suelo.

La publicación también subraya la necesidad de promover tecnologías innovadoras en la gestión de suelos. Por ejemplo, las nuevas técnicas moleculares que utilizan la secuenciación molecular de próxima generación permiten una mejor comprensión de los organismos del suelo y los efectos que estos pueden tener en los sistemas de cultivo asociados.

Para leer el informe pinchar abajo

www.fao.org/documents/card/en/c/CB1928EN

23
Feb
2021

Science Daily thumb

Fecha:

18 de febrero de 2021

Fuente:

Universidad de Umea

Resumen:

La distribución de la vegetación se utiliza rutinariamente para clasificar las regiones climáticas en todo el mundo, sin embargo, se desconoce si estas regiones son relevantes para otros organismos. Los investigadores han establecido regiones climáticas basadas en las distribuciones de especies de vertebrados en un nuevo estudio. Encontraron que si bien las regiones climáticas de alta energía son similares entre los vertebrados y los grupos de plantas, hay grandes diferencias en los climas templados y fríos.

    

 

HISTORIA COMPLETA

La distribución de la vegetación se utiliza rutinariamente para clasificar las regiones climáticas en todo el mundo, sin embargo, se desconoce si estas regiones son relevantes para otros organismos. Los investigadores de Umeå han establecido regiones climáticas basadas en las distribuciones de especies de vertebrados en un nuevo estudio publicado en eLife. Encontraron que si bien las regiones climáticas de alta energía son similares entre los vertebrados y los grupos de plantas, hay grandes diferencias en los climas templados y fríos.

El clima determina cómo se organiza la vida en todo el mundo. Comprender qué condiciones climáticas impulsan cambios importantes en los ecosistemas es crucial para entender y predecir cómo funciona y evoluciona la vida.

El bienestar humano depende críticamente de la diversidad de vertebrados, y sin embargo, no sabemos lo suficiente sobre los climas que promueven la organización de estas especies. Sabemos, por ejemplo, que los ambientes secos promueven la generación de desiertos, y los ambientes húmedos y calientes permiten que los bosques perennes prosperen. Pero, ¿qué condiciones impulsan la distribución de vertebrados como mamíferos, ranas, aves y más?

"Para llenar este vacío, estudiamos los climas que impulsan la organización de vertebrados en la Tierra. Desarrollamos un enfoque basado en la red que conecta a las especies con sus condiciones climáticas preferidas. Luego, buscamos condiciones climáticas preferidas por especies de vertebrados similares", explica el autor principal Joaquín Calatayud ex post doc en Integrated Science Lab, Universidad de Umeå, y hoy trabaja en la Universidad Rey Juan Carlos en España.

Con este enfoque, los autores presentaron las regiones climáticas que definen la distribución de vertebrados. Se encontró que los climas con alta energía, como desiertos, sabanas tropicales y estepas, eran similares en diferentes grupos de vertebrados y plantas. Este no fue el caso de climas templados y fríos. Las regiones caracterizadas por esos climas difieren en todos los grupos. Por ejemplo, las aves y mamíferos de sangre caliente definen regiones de climas polares que no se observan en el caso de anfibios y reptiles a sangre fría. Esto sugiere que habitar estos climas requiere poseer adaptaciones climáticas específicas que no han aparecido en todos los grupos.

"Nuestros resultados indican que se requieren clasificaciones climáticas específicas para estudiar la ecología, la evolución y la conservación de grupos específicos de especies", afirma Joaquín Calatayud.

Este estudio puede construir la base para una mejor comprensión de los procesos ecológicos y evolutivos impulsados por el clima, lo que conduce a mejores estrategias de conservación, dicen los autores.

"¿Varían las funciones del ecosistema o los procesos evolutivos entre las regiones climáticas? ¿Las regiones climáticas tienen un estatus de conservación similar? Estas son algunas de las preguntas que nuestros resultados podrían ayudar a responder".

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por la Universidad umea. Original escrito por Ingrid Söderbergh. 

Referencia del diario:

1.     Joaquín Calatayud, Magnus Neuman, Alexis Rojas, Anton Eriksson, Martin Rosvall. Las regularidades en los nichos de especies revelan las regiones climáticas del mundo. eLife,2021; 10 DOI: 10.7554/eLife.58397

Universidad de Umea. "La distribución de animales vertebrados redefine las regiones de clima templado y frío." CienciaDaily. ScienceDaily, 18 de febrero de 2021. <www.sciencedaily.com/releases/2021/02/210218135814.htm>.

 

15
Feb
2021

 

Los árboles de especies diferentes suelen competir menos entre sí en la utilización de recursos en los bosques. Por eso, la diversidad en los bosques puede generar un efecto beneficioso en la estabilidad de su productividad ante cambios en el clima. Sin embargo, ¿esa solución funciona siempre? Un equipo de investigación ha corroborado ese efecto beneficioso en la productividad, aunque ante eventos meteorológicos extremos, como grandes sequías, no se observa esa mejoría.

 

parque Guadarrama

Aumentar la diversidad de árboles en los bosques mejora la productividad ante variaciones en el clima, aunque en el caso de eventos extremos, como las sequías severas, no aumentan la resiliencia, según una investigación de la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Alcalá.

Los resultados advierten que, en un contexto de aumento de la aridez y de la frecuencia de eventos extremos, las medidas de adaptación como el aumento de la diversidad podrían no ser suficientes para paliar las consecuencias del cambio climático.

Los individuos de especies arbóreas diferentes suelen usar los recursos de forma distinta, por lo que compiten menos entre sí que si fuesen todos de la misma especie. Por eso, aumentar la diversidad en los bosques mejoraría su productividad gracias a un crecimiento más estable a las fluctuaciones ambientales. Sin embargo, se desconocía si la mezcla de distintas especies también era tan beneficiosa en bosques con limitaciones hídricas, como los mediterráneos, y en respuesta a eventos extremos.

“Nuestro estudio demuestra que la relación biodiversidad-productividad en ecosistemas forestales mediterráneos está relacionada con un aumento de la estabilidad del crecimiento, pero en respuesta a eventos extremos el efecto positivo de la diversidad parece quedar diluido por la propia sensibilidad de las especies al estrés hídrico y a la competencia”, explica Enrique Andivia, investigador del Departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución de la Universidad Complutense de Madrid.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores han analizado individuos de pinos y robles, tanto en masas mixtas de ambas especies como en masas sin mezclar, en la Sierra de Guadarrama (Madrid). “Esta sierra es un excelente caso, ya que las áreas montañosas mediterráneas son puntos calientes para el estudio de las consecuencias del cambio climático sobre la dinámica de las comunidades vegetales”, explica Andivia.

Aplicando técnicas dendrocronológicas – el estudio de los anillos de los árboles- se ha reconstruido el crecimiento de 120 árboles a lo largo de su vida, centrándose sobre todo en los últimos 60 años, donde cuantificaron la respuesta del crecimiento a diferentes eventos de sequía extrema.

De esa forma se ha demostrado la complejidad de las relaciones positivas y de competencia entre especies, que pueden variar según las fluctuaciones del clima. “Estos resultados tienen importantes implicaciones para la gestión forestal, en concreto para la adaptación de nuestros bosques al cambio climático”, concluye el investigador Asier Herrero, del Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad del País Vasco.

Referencia:

Francisco J. Muñoz-Gálvez, Asier Herrero, M. Esther Pérez-Corona y Enrique Andivia (2021) Are pine-oak mixed stands in Mediterranean mountains more resilient to drought than their monospecific counterparts? Forest Ecology and Management doi: 10.1016/j.foreco.2021.118955

Edición realizada por César Tomé López a partir de materiales suministrados por UPV/EHU Komunikazioa

 

Página 1 de 11

© 2018 Distrito Forestal.