Sanidad Forestal

25
Oct
2022

nematodo piñeiro portugal

 

Mapa de la distribución actual del nematodo del pino en Portugal

 

La zona tampón de Portugal, que incluye una franja de 20 Km. en la frontera con Galicia, continúa sin casos positivos, según los últimos datos publicados por una auditoría europea de seguimiento de la plaga. Galicia, por su parte, va camino de cumplir 4 años sin infecciones detectadas

Una de las mayores amenazas que enfrentan los pinares gallegos de cara al futuro es la plaga del nematodo del pino, que en poco más de dos décadas colonizó todo el Arco atlántico portugués, desde el Algarve, en el sur, hasta Viana do Castelo, en el norte. Entre tanto, en Galicia sólo se han registrado hasta ahora en el sur de Pontevedra lo que los expertos llaman ‘casos satélite’, es decir, saltos de la plaga de Portugal a Galicia por causas desconocidas, al margen de su velocidad de expansión natural. El problema es que la llegada a Galicia del frente de plaga se espera desde hace años como algo inminente.

Desde 2020, los casos notificados por Portugal se sitúan a apenas 20 km. de la frontera gallega en la zona del valle del río Limia (Ponte da Barca), en la zona este del Geres (Montalegre) y en la zona fronteriza con Verín (Chaves). La previsión apuntaba a que la plaga continuaría su ascenso hacia el norte, pero por el momento no se hicieron públicos nuevos casos en la zona tampón, que incluye la frontera de Portugal con Galicia.

Una auditoría europea sobre el control del nematodo del pino en Portugal, publicada a finales de este verano, señala que las autoridades portuguesas detectaron cero positivos en zonas tampón en el periodo 2019 – 31 de marzo del 2021. Durante el mismo periodo, se analizaron además los insectos vectores de la plaga (‘Monochamus galloprovincialis’) que se capturaron en trampas colocadas en las zonas tampón, también con cero positivos de detección del nematodo.

La Comisión Europea, que le había pedido a Portugal garantías adicionales sobre la ausencia de la plaga en la zona tampón, valora en positivo esos datos. Las cifras apuntan a una contención de la expansión de la plaga, que sin embargo hay que precisar que continúa muy activa en las zonas que ya figuraban como infectadas en Portugal, con más de 2.500 positivos en los análisis hechos en el periodo 2019 – 31 de marzo del 2021.

Control de árboles muertos y quemados en monte

La preocupación de la Comisión Europea se centra en Portugal en el debido control de los pinos muertos, en declive o afectados por incendios forestales. Esos pinos son la diana del insecto vector de la plaga, el ‘Monochamus galloprovincialis’, para sus puestas de huevos, por lo que Europa insiste en que esos árboles estén fuera del monte con prontitud durante el periodo de vuelo de los coleópteros vectores (1 de abril – 31 de octubre).

La cuestión es que la superficie del área a controlar es de tal dimensión que la tarea de control se convierte en titánica. A eso hay que sumar la situación de pinares afectados por los incendios, que en ocasiones tardan años en ser abatidos.

La misma situación se registra en la frontera gallega con Portugal, donde durante años pueden verse pinares quemados que continúan en pie en el monte, sin ser retirados, cerca de la frontera en zonas conflictivas, como el valle del Limia, que registra casos positivos al otro lado de la raya.

Intercepción de madera con la plaga

Otra de las preocupaciones de Europa apunta al correcto tratamiento térmico de la madera retirada en monte en zonas demarcadas por la plaga, a fin de evitar la propagación del nematodo en madera transformada. Desde el 1 de enero del 2019 a 31 de agosto del 2021, Europa interceptó 12 lotes de madera procedentes de Portugal con presencia de la plaga. En Galicia, conviene recordar que también hubo una intercepción de madera gallega infectada en agosto del 2019.

Así las cosas, en Galicia a inicios del 2023 se cumplirían cuatro años sin casos positivos de la plaga en monte. Un estudio calculaba que el frente de la plaga entraría de Portugal a Galicia en el 2022. Hace año y medio no había constancia de la presencia de la plaga en la zona tampón de Portugal con Galicia, lo que podría significar un retraso de ese avance. Pero también hay que tener en cuenta que desde marzo del 2021 pudieron detectarse positivos que aún no se hayan hecho públicos, pues Portugal no actualizó datos en este periodo.

04
Feb
2022

 

El Centro de Investigación Forestal de Lourizán acaba de publicar un vídeo sobre el trabajo realizado por su equipo en la búsqueda de variedades de pino en el país resistentes al nematodo del pino (Bursaphelenchus xylophilus).

En este vídeo se explica la causa de la enfermedad y el trabajo de los investigadores del Centro para seleccionar progresivamente aquellos ejemplares que presentan mayor resistencia a la enfermedad. Ahora mismo ya existe una selección de familias de pino marítimo que tienen una resistencia del 78%, un 25% superior al resto de pinos evaluados. Pero todavía se están haciendo pruebas para obtener pinos con una resistencia mucho mayor.

El vídeo está editado en gallego, castellano e inglés y se puede ver en el canal de Youtube del CIF de Lourizán o directamente en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=g0zszYFgIPI

29
Mar
2022

CREAF SO logo ESP print
La comunidad científica ya ha demostrado que los bosques que crecen en un clima poco adecuado para ellos, como por ejemplo un abetal en un clima seco, fácilmente se ven más afectados por enfermedades o ataque de plagas. No obstante, según un estudio del CREAF publicado recientemente en Global Change Biology, el cambio climático está potenciando que incluso los bosques que viven en su ambiente más óptimo, los que se esperarían que fuesen más resistentes, se vean afectados por la infestación de escarabajos perforadores. ¿Cuál es el principal promotor para que esto suceda? La sequía. Según los resultados de la investigación, las grandes olas de calor, junto con las sequías que las acompañan -como la del 2015 y 2018-, ponen los bosques al límite de su resistencia y los exponen al ataque de insectos, una mezcla detonante que luego provoca mortalidades por plagas en grandes masas forestales. De este modo, la fortaleza que tiene un bosque ante el ataque de estos insectos depende casi exclusivamente de la sequía y cómo de intensa y duradera ha sido esta.
El calentamiento global propicia que se desarrollen más y mejor algunas plagas forestales, como por ejemplo los escarabajos perforadores de pinos de los géneros Tomicus e Ips y, al mismo tiempo, potencia que haya sequías más intensas. Según la experta, el resultado de esta combinación es un cóctel letal para las coníferas: “De los miles de árboles estudiados, casi el 30% están infestados por algún escolítido, la familia de escarabajos perforadores que más frecuentemente los ataca, y un 6% ya han muerto”.
Los bosques del norte, centro y este de Europa en riesgo
Durante estos últimos años, los bosques de coníferas de Europa que han muerto directamente o por causas asociadas a los ataques de insectos ha aumentado preocupantemente. Por este motivo, este estudio liderado por el CREAF y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), ha investigado 130 parcelas en toda Europa monitoreadas desde el 2010 para entender cómo responden los árboles al insecto atacante y cuáles son los más expuestos.
El equipo, que cuenta también con la participación de Enric Batllori, investigador del CREAF, Francisco Lloret, catedrático de ecología de la UAB y investigador del CREAF, y Marco Ferretti del Instituto Federal Suizo (WSL), ha encontrado que el centro, norte y este de Europa son las zonas donde las plagas se están volviendo más agresivas e infestan más bosques. En especial, las especies de escolítidos que están causando más problemas son las que completan más de un ciclo de vida por año, conocidas como multivoltinas, porque aprovechan el aumento de temperaturas para reproducirse más y más veces al año. Estos datos, “son muy importantes para poder generar mapas de riesgo y puntos calientes donde los escolítidos se van a ver más favorecidos por las altas temperaturas y las sequías asociadas y pueden poner en riesgo la integridad del bosque”, indica la investigadora.

Además de la sequía y la temperatura, también hay otros factores que predisponen a los árboles a ser atacados por estas plagas de insectos, como son la propia estructura del bosque y la composición de especies forestales que tiene.
Artículo de referencia:

Jaime L, Batllori I, Ferretti M, Lloret F (2022). Climatic and stand drivers of forest resistance to recent bark beetle disturbance in European coniferous forests. Global Change Biology. DOI: 10.1111/gcb.16106.

20
Dic
2021

 

 

Hasta el 14 de enero se pueden presentar las solicitudes para optar a la línea de ayudas cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) para la prevención de daños a los bosques, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, para el año 2021.

Así lo anunciaba el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) del pasado 9 de diciembre, en un extracto de la Orden de 30 de noviembre de 2021, de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. El referido Boletín puede consultarse aquí.

El objeto de la convocatoria (en régimen de concurrencia competitiva), es la concesión de ayudas para la elaboración de planes quinquenales de actuaciones preventivas de daños a los bosques, así como la realización de los tratamientos selvícolas e infraestructuras forestales incluidos en los mismos, conforme a lo establecido en el artículo 4 de la Orden FYM/402/2015, de 12 de mayo.

Pueden beneficiarse de esta línea las siguientes figuras:

a) Las personas físicas o las personas jurídicas titulares de explotaciones o terrenos forestales en régimen privado.

b) Las agrupaciones integradas por varios titulares de explotaciones forestales, sin necesidad de constituirse con personalidad jurídica, para realizar en común todas las actuaciones previstas en esta orden. No obstante, los solicitantes que tengan plan de gestión forestal aprobado y en vigor no podrán agruparse con solicitantes cuyas explotaciones forestales no cuenten con un plan de gestión forestal que se encuentre en ese estado. Las entidades locales sólo se podrán agrupar entre sí, no pudiendo agruparse con cualquier otro tipo de beneficiario.

c) Las comunidades de bienes titulares de explotaciones o terrenos forestales en régimen privado.

La convocatoria puede consultarse también en la sede electrónica de la Administración de la Comunidad de Castilla y León (https://www.tramitacastillayleon.jcyl.es) utilizando el identificador BDNS.

CESEFOR

Página 1 de 8

© 2018 Distrito Forestal.