Política Forestal

04
Jul
2022

Congreso Forestal

No defraudó a nadie, Marc Castellnou llenó uno de los salones de mayor tamaño del Palacio de Congresos de Lleida y arrancó una de las mayores ovaciones cuando terminó. Entre medias, un discurso claro, contundente y que deja titulares llamativos: a un escenario que acumula vegetación en los montes por la falta de gestión, añadámosle unas gotas de eficacia en la extinción que reduce la superficie quemada y permite mayor acumulación de combustible. Agítese en la coctelera del cambio climático y el resultado es un cóctel prácticamente explosivo que asegura incendios más grandes, más fuertes e intensos, a los que los dispositivos de extinción no pueden dar respuesta. ¿La solución? Gestión forestal, gestión del territorio. “La era de la extinción se acaba”.

La intervención de Marc Castellnou dejó unas cuantas frases contundentes, convenientemente explicadas y justificadas con la información sobre el comportamiento del fuego y la formación de pirocúmulos en distintos grandes incendios forestales que han sido referencia informativa y social, como el de Pedrograo en junio de 2017 en Portugal.

Su análisis de las condiciones meteorológicas, de la carga de combustible acumulado en los montes, de la capacidad de los equipos de extinción para enfrentarse a las fuentes de calor extremas desde el punto de vista de resistencia humana y de la eficiencia de extinción de los equipos disponibles y la necesidad de garantizar la seguridad de los combatientes le hace concluir que vamos a tener más episodios extremos a los que los dispositivos de extinción no podrán dar respuesta.

“La falta de gestión forestal es la base de los incendios extremos que estamos viendo. El cambio climático es un añadido más que solo hace visible el problema de fondo: la falta de gestión”

“Tenemos menos incendios que hace un par de décadas y, además, los apagamos más rápido. De tal forma que ahora los incendios medios han aumentado su gravedad. El problema es cuando observamos que los procesos de pirocúmulos, que crean sus propias condiciones e incrementan la intensidad del incendio, ya no necesitan decenas de kilómetros de frente, ahora se producen con incendios de unas decenas de hectáreas”.

Mostró en este momento el vídeo del pirocúmulo del incendio de Pedrograo, su desplome sobre el monte y la velocidad a la que corrieron las llamas sobre las copas de los árboles, que llegó a ser de 11 kilómetros en una hora.

“Sin hacer gestión forestal, ni selvicultura, haciendo solo protección, la sociedad ha condenado a los montes. En este escenario, el problema de los incendios forestales no lo van a solucionar ni 60 hidroaviones ni un millón de bomberos. La extinción es solo estrategia defensiva. Tenemos éxito muchas veces pero el colapso va a venir después, no tendremos capacidad para defender la biodiversidad”.

“Los incendios forestales son el vampiro del sector forestal, se come casi todos los recursos. Pero, la única solución es la gestión forestal, volver a la selvicultura, a la bioeconomía, no solo a los tratamientos preventivos, sino a la gestión del territorio. Por supuesto que queremos equipos preparados y profesionales y renovar nuestro material de extinción, pero hay que buscar otra solución. No hay mucha capacidad de mejorar lo que ya damos a no ser que se haga gestión que nos permita tener oportunidades de éxito”.

Y terminó con un mensaje muy gráfico que pareció una petición al sector forestal en su conjunto. “Venimos de la trinchera y vemos lo que hay. El mundo forestal debe dejar de inhibirse y tomar la iniciativa, nosotros no vamos a aguantar mucho más tiempo”.

04
Jul
2022

 

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico MITECO tiene ya elaborado el primer borrador de la Estrategia Forestal Española EFE y espera tenerla preparada antes de fin de 2022. Elsa Enríquez, subdirectora general de Política Forestal y Lucha contra la Desertificación, ha explicado en una ponencia en el 8º CFE los cinco ejes principales en los que se desarrolla la nueva EFE. La gestión integral foresta-rural es el objetivo principal al que dirigen estos ejes.

La Estrategia contempla unos objetivos generales, Líneas de Actuación, Objetivos específicos y Líneas Orientadoras. Los cinco ejes generales son:

I Conservación de la biodiversidad y la conectividad

II Adaptación de los bosques a cambio climático e incendios forestales

III Bioeconomía forestal. Desarrollo socioeconómico del sector forestal

IV Desarrollo y mejora del conocimiento y de la cultura forestal

V Modelo de gobernanza

Elsa se ha detenido brevemente en los contenidos principales de cada uno de estos ejes, aunque sin entrar en detalles al tratarse de un borrador que es muy probable que tenga modificaciones una vez comience el proceso de participación pública.

En el problema de los incendios forestales Elsa ha apuntado la elaboración de las orientaciones estratégicas para la gestión de incendios forestales en España. “Este documento es tan importante que incluso se ha elevado a la Conferencia Sectorial”.

Aunque existe el convencimiento, cada vez más compartido, de que la solución a los incendios pasa por una mayor gestión del territorio, aún hoy “la inversión en incendios forestales es totalmente desproporcionada con respecto al resto de política forestal, se come una parte muy importante de la inversión forestal. Debemos ir a la gestión forestal como principal solución, pero no solo, también debemos atender a las políticas urbanísticas, agrícolas y ganaderas e incluso a la judicial”.

“Pero también debemos hacer una reflexión sobre los recursos humanos, tanto en el sector privado como en el público. En el sector público debemos pensar la política de personal que tenemos, cada día con más responsabilidades y con los mismos o incluso menos medios que hace años”.

En el Eje III de la bioeconomía ha adelantado la intención de prestar atención no solo a la madera sino “especialmente a los productos no madereros”. Aquí recoge la movilización de recursos forestales, el desarrollo socioeconómico del sector forestal, el pastoralismo y trashumancia y el uso turístico.

En el Eje IV se recogen actuaciones dirigidas a mejorar la educación y formación forestal, la divulgación y comunicación y la I+D+i y el emprendimiento.

“La sociedad no entiende bien los aspectos sociales y productivos de los montes. Este detalle es de gran importancia porque, incluso a la administración pública, le impide en ocasiones que pueda ejecutar sus planes”. Ha comentado la elaboración de una estrategia de comunicación en el futuro plan forestal.

El PFE convertirá en actuaciones los ejes estratégicos marcados por la EFE. El PFE recogerá las actuaciones que se desarrollarán, la vía de financiación y las inversiones previstas. Ambos documentos, EFE y PFE, están pensados con el horizonte de 2050 y tendrán revisiones periódicas. La financiación que recogerá el PFE será vía de los Presupuestos Generales del Estado, en el caso de las actuaciones que dependan directamente del Gobierno de España.

El Eje V se centra en el modelo de gobernanza, es decir, en el desarrollo normativo, entre otras cuestiones, del Reglamento que desarrolla la Ley de Montes. También recoge aquí el control de la madera legal y una nueva fiscalidad que promueva la gestión forestal de los propietarios de montes.

En el ámbito del control de la legalidad de la madera, en una anterior ponencia oral, Paloma Torroba, técnica del MITECO, ha adelantado los trabajos que desarrolla el Ministerio en el ámbito europeo. La intención de la UE es elaborar un nuevo reglamento que regule los productos importados que participen o sean causa de deforestación. Los productos que necesitarán de regulación son ganado vacuno, cacao, café, aceite de palma, soja y madera. Este nuevo reglamento sustituirá al actual Reglamento EUTR que regula la procedencia legal de la madera importada.

Deberán ser productos que provengan de aprovechamientos legales, es decir, que cumplan con toda la normativa del país de origen y no estar asociados a procesos de deforestación. “La primera intención como forma de medir esta deforestación es si provienen de zonas con un cambio de uso de suelo, aunque todo esto está en fase de discusión entre todos los países”. El último informe de la FAO “Situación de los Bosques en el Mundo” sigue dando una elevada tasa de deforestación asociada principalmente a la explotación agroganadera.

Elsa Enríquez ha anunciado que el Miteco trabaja también en los incentivos económicos de las externalidades ambientales de los montes. Ha anunciado que se encuentra en estado de borrador la elaboración de las directrices básicas de gestión forestal sostenible, “es decir, en los contenidos mínimos comunes que deben tener todos los planes de ordenación”. Y ha comentado la posible elaboración de una ley de montes de socios y propiedad comunal. “Elaboramos una política forestal que no debe ser solo forestal, debe ser rural e integral”, ha insistido.

Y, para terminar, ha querido llamar la atención sobre la necesidad de no politizar los incendios forestales. Ha recordado a Inés González Doncel en su etapa de directora general de Conservación de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente cuando en una entrevista afirmó que “si usamos los incendios forestales como arma política no solucionaremos nunca el problema”. “Creo -ha dicho Elsa- que debemos exigir a nuestros políticos esta responsabilidad política, como técnicos debemos recordárselo”.

30
Jun
2022

 

Frente a la sucesión de grandes incendios forestales, la Asociación Forestal Andaluza reclama un cambio de rumbo a la clase política para “gestionar el monte como una oportunidad”

Después de los incendios del último fin de semana, donde se quemaron 30.000 hectáreas solo en el incendio de la Sierra de la Culebra en Zamora, con grandes incendios en Cataluña, Navarra, Aragón y días antes en Málaga, la Asociación Forestal de Andalucía AFA considera que “ya no hay excusas, estamos en una situación casi de emergencia nacional, es imprescindible un cambio de rumbo para pasar de una gestión del fuego como un problema a gestionar el monte como una oportunidad”, comenta Gabriel Ángel Gutiérrez Tejada, presidente de AFA

No ha llegado el verano y la simultaneidad de grandes incendios forestales por todo el país queman miles de hectáreas, cercan decenas de poblaciones y obligan a evacuar a miles de personas en una situación de miedo e incertidumbre ante su futuro.

Recuerda la AFA los incendios sufridos recientemente en Andalucía: Jubrique, Genalguacil, Pujerra y Benahavís. “Miles de hectáreas de nuestra naturaleza, los montes, son consumidas por el fuego. Bosques enteros desaparecen, dando paso a un paisaje desolador que necesitará siglos para recuperarse. Un horizonte sombrío que puede llegar a señalar nuestro destino, como ha marcado ya el de aquellas familias que han perdido a uno de los suyos, a uno de los nuestros”.

Para el presidente de AFA no puede achacarse esta situación de extrema gravedad principalmente al cambio climático, “es la excusa perfecta para no entrar en otras consideraciones, lo hemos convertido en un ente abstracto al que culpar de que los incendios estén fuera de nuestra capacidad de extinción cuando en realidad somos nosotros los máximos responsables. El cambio climático permite correr un velo sobre lo que hay detrás, que es falta de gestión, abandono y falta de incentivos para generar oportunidades de bioeconomía en las zonas forestales y rurales”.

esta situación de falta de gestión forestal y del territorio se ha llegado también, denuncia la AFA, “por el discurso amable durante décadas, almibarado, de una naturaleza sabia, equilibrada y bondadosa, llena de animales humanizados que no necesitaban la mano del ser humano, cuando no directamente se le ha expulsado del territorio”. Se refieren al modelo de conservación de la naturaleza que ha dificultado la actividad humana en ella: “políticos y legisladores han enterrado bajo toneladas de figuras de protección las escasas posibilidades que iban quedando para manejar el monte, proscrita cualquier iniciativa que no tuviera evidentes intenciones de estricta conservación”.

Para Gabriel Ángel Gutiérrez “la protección está muy bien, siempre que no te mate de amor. Ha prescrito en muchas ocasiones cualquier tipo de manejo, hasta los usos ancestrales, cuando está demostrado en Andalucía que el manejo y la selvicultura de distintas especies provocan regeneración en esa zona, mientras que en los lugares donde no se toca nada la regeneración está colapsada”.

Pero hay también razones demográficas relacionadas con un cambio en el modelo de vida, “el progresivo movimiento migratorio del medio rural a las ciudades en busca de una vida mejor, ha desangrado del mejor capital, el humano, nuestras áreas de montaña”.

Para la AFA la consecuencia de todo esto son “unos montes abandonados a su suerte -dinámica natural, le llaman-, colapsados por exceso de vegetación, reducidos a simples polvorines a la espera de la fatídica chispa. Casos como los de la Sierra Bermeja, que en poco más de medio año ha costado casi quince mil hectáreas de alto valor ecológico y, lo que resulta más valioso, la muerte de un hombre bueno. ¿Estamos preparados para un sacrificio mayor?”

Para la AFA le resulta difícil explicarse “cómo se emplean más recursos económicos y humanos en unos medios contra incendios que, cada vez con mayor frecuencia, declaran estos siniestros “fuera de capacidad de extinción”, a pesar de su enorme profesionalización. Es decir, más y mejores medios, cada vez más desbordados e impotentes”. Lo que lleva a preguntarse “¿qué se nos está escapando en la ecuación?”.

Gestión del territorio

Frente al escenario de abandono rural, falta de gestión y uso del territorio, crecimiento descontrolado de la vegetación y cambio climático, “que es la gota que cola el vaso”, la Asociación Forestal Andaluza exige a los dirigentes políticos gestión: “Gestión forestal sostenible, activa, beneficiaria de los productos del monte; que haga del aprovechamiento de estos la garantía de su conservación. Gestión creadora de paisajes resistentes al fuego y al paro, consumidora de combustible, emprendedora, eficaz. Gestión sin complejos, nacida de la investigación y la innovación, con las inversiones necesarias para su puesta en marcha y mantenimiento. Promoción de las empresas forestales; ayudas a la propiedad privada; dignificación de los empleos del monte. Ordenación forestal. Selvicultura. Acción y administración forestal pública y privada. Educación y concienciación”.

Señala la AFA que “necesitamos industria forestal, no una industria del fuego”, aunque son conscientes de que “llevará años variar el rumbo, aunque empecemos mañana”. Precisamente por eso, por la necesidad de empezar cuanto antes, y una vez celebradas las elecciones andaluzas, desde AFA se hace un llamamiento a todos los responsables públicos andaluces: “sean valientes; sean leales; hagan el trabajo para el que les hemos elegido. Déjense de fotografías en puestos de mando de alfombra roja y vengan con nosotros, los habitantes y profesionales del monte, a retratarse remangados junto al pastor, al leñador y el corchero, antes de que el monte arda; precisamente para que no arda. Basta de palabras; actúen. O será muy tarde para muchos, como ya lo es para algunos de los nuestros”.

03
Jul
2022

Congreso Forestal

Se celebra el 8º Congreso Forestal Español con las mismas características y espíritu de siempre. Entre los participantes se respira satisfacción, casi diría alegría por recuperar “la normalidad”.

Mensajes llamativos, reflexiones estimulantes, ponencias muy especializadas, mesas redondas con interesantes debates, pósters, estands de empresas y asociaciones del sector, carreras para no perderse la cita que más interesa, salas llenas de público interesado en ciencia y en avances, y los esperados encuentros personales, no falta de nada en una nueva edición que, intuyo, se esperaba con más ganas que nunca. Desde el  miércoles se desarrollan los viajes técnicos para conocer distintas experiencias de gestión por toda Cataluña.

Ana Elisa Rodríguez Pérez, de la Fundación Gómez-Pintado ha expuesto la oportunidad que la legislación ofrece a la madera como material sostenible. Ha citado la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética, e su artículo 8 habla de “los materiales de construcción… con menos huella de carbono”. La Ley 7/2022 de residuos y Suelos Contaminados para la economía circular o la futura revisión del Código Técnico de la Edificación que deberá reconocer la madera como un material natural y sostenible. “La legislación dirige al uso de la madera”. Y añadió una última información relacionada con legislación, el reglamento Europea de Divulgación de Información relativa a la Sostenibilidad en el sector Servicios Financieros SFDR 2019, “los inversores son aliados de la gestión forestal sostenible de los montes”, aseguró.

Guillermo Fernández Centeno, jefe de Área de la Subdirección General de Política Forestal del Miteco destacó el papel de garantía de la administración pública española en el cumplimiento de las leyes, o en el control de las actividades que forman parte de la gestión forestal sostenible.

Christopher R. Smith, experto en posicionamiento de marca comentó la dificultad para identificar al sector forestal, “la suma de unas partes, que no se sabe lo que es porque no está definido”. En su opinión esta indefinición provoca “falta de estrategia y de identidad del sector. No hay estrategia porque no hay objetivos claros ni compartida, por tanto, no hay claridad en los mensajes y falta una sola voz que se erija en portavoz. Es necesario una campaña nacional de comunicación que dure años”.

En la necesidad de un “mensaje fuerte” que llegue a la sociedad incidieron algunas intervenciones del público, como la de Patricia Gómez, gerente de COSE, o las que demandaban una mayor atención a las necesidades e intereses de las personas que viven en el territorio, “una mayor ruralidad”. Manifestación con la que estaba de acuerdo Fernández Centeno y comentó la necesidad de una encuesta de percepción social de lo que la sociedad demanda de los montes, “damos por supuestas muchas cosas, pero puede que estemos equivocados”.

Un dato interesante, que incide aún más en la bondad ambiental y en las ventajas de la madera frente a sus competidores más contaminantes, lo facilitó Eduardo Rojas Briales, decano del Colegio de ingenieros de Montes, “cuando hablamos de economía circular hay que tener en cuenta que frente a la madera que es natural otros productos necesitan la misma cantidad de energía en su reciclaje que la que necesitan para producirlos, la madera no”.

29
Jun
2022

 

 Junta de andalucía

REFUERZO DEL PATRIMONIO NATURAL Y DE LA GESTIÓN FORESTAL

Aprobaremos el Plan de Medio Ambiente de Andalucía 2030 (PMA 2030) que regirá toda la política medioambiental de Andalucía con el horizonte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Culminaremos la adecuación del Plan Forestal Andaluz, que llevará aparejada la tramitación de una nueva Ley Forestal para Andalucía, para hacerla más moderna y adaptada a las necesidades actuales del medio forestal andaluz.

Impulsaremos un Estrategia de Aprovechamiento Forestal y la recuperación de tradiciones ancestrales del medio rural y forestal, dentro de los trabajos del Plan Forestal Andaluz y de una nueva Ley Forestal, con el objetivo de lograr un medio rural/forestal vivo, aliado frente a los incendios forestales y su propagación.

Seguiremos impulsando los convenios de gestión forestal con los ayuntamientos para apoyar la gestión de los montes públicos de su propiedad.

Impulsaremos las actuaciones de lucha contra las plagas que afectan a terrenos forestales, y ejecutaremos planes de lucha integrada.

Potenciaremos la mejora de las vías pecuarias con el desarrollo del nuevo Plan de Infraestructuras Verdes 2022-2026, para vertebrar el territorio rural, mejorar sus condiciones de seguridad y la biodiversidad. Entre las actuaciones a impulsar, se actuará con especial énfasis en la red del Plan Romero, en la puesta en valor del Camino de Santiago a lo largo de Andalucía, y en concreto en sus tramos denominados "Camino de la Plata", "Camino Mozárabe" y la "Vía Augusta".

Continuaremos con el esfuerzo inversor en materia de restauración ambiental de las zonas afectadas por incendios forestales.

Impulsaremos el desarrollo de las herramientas de gestión y de las infraestructuras del Parque Nacional de Sierra de las Nieves, entre ellas, el centro administrativo-oficina del Parque y un nuevo Subcedefo, ambos en Junquera, y el centro de visitantes de Conejeras en Parauta.

Seguiremos ejecutando el plan de restauración y reforestación ambiental del Espacio Natural de Doñana afectado por el incendio forestal de 2017 para recuperar y mantener su biodiversidad, y acometeremos inversiones para continuar mejorando sus hábitats e infraestructuras.

Trabajaremos para mantener y mejorar el gran reconocimiento obtenido por el Espacio Natural de Sierra Nevada como segunda reserva de la biosfera española por su estado de conservación, y seguiremos mejorando su gestión mediante la dotación de más y mejores medios materiales y personales e inversiones.

Reforzaremos la producción de plantas en la Red de Viveros de la Junta de Andalucía para poder hacer frente a las nuevas necesidades de las actuaciones de reforestación y restauración puestas en marcha.

Finalizaremos la declaración del Parque Natural de la Sierra de la Sagra en Granada.

Pondremos en marcha un nuevo Plan de renovación de Equipamientos Públicos en Espacios Naturales protegidos para que sean elemento vertebrador del disfrute de los andaluces de nuestro medio natural, que incluya el desarrollo de centro de visitantes, puntos de información, ecomuseos, senderos, señalización, miradores, refugios, etc; atendiendo especialmente a los parques naturales, y en concreto, a algunos como el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar y su red de senderos.

Fomentaremos un Plan de Adecuación de los monumentos naturales de Andalucía, en el marco de los convenios sobre los que articula la gestión de estos espacios naturales protegidos.

Seguiremos fomentando el modelo de gestión de equipamientos de uso público en los espacios naturales protegidos mediante la fórmula público-privada como mecanismo para la generación de empleo verde en el mundo rural mediante empresas ecoturísticas.

Continuaremos con la promoción de la adhesión a la Marca Parque Natural y la implantación del nuevo servicio de asesoramiento a empresas para establecer modelos de negocio sostenibles en el entorno de los parques naturales.

Culminaremos el refuerzo y la modernización de los instrumentos de información y formación ambiental, tanto relativos a nuestros espacios naturales protegidos como a protección del medio ambiente en general.

MODERNIZACIÓN DEL SERVICIO DE EXTINCIÓN DE INCENDIOS FORESTALES DE ANDALUCÍA, INFOCA

Mantendremos el esfuerzo presupuestario en el Plan de Emergencia por Incendios Forestales de Andalucía PLAN INFOCA para seguir incrementando paulatinamente su Presupuesto.

Seguiremos impulsando el proceso de modernización del Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía INFOCA iniciado hace 3 años, con la puesta en servicio de nuevos camiones autobombas y nodrizas, entre otros medios materiales.

Completaremos y ampliaremos el Plan de nueva construcción y modernización de la red de infraestructuras asociadas al Plan INFOCA, con nuevos centros de defensa forestal, subcentros, pistas de aterrizaje, etc, o mejora de los mismos.

Continuaremos apostando por la Oferta de Empleo Público en el INFOCA para la estabilización del dispositivo y el rejuvenecimiento de la plantilla, y abierta la negociación relativa a un nuevo convenio de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía.

Pondremos en marcha un nuevo Plan inversor en materia de mejora y modernización de caminos forestales para dar continuidad a las actuaciones realizadas en los últimos años.

PLAN ANDALUZ DE MEDIO AMBIENTE Y AGENTES DE MEDIO AMBIENTE

Continuaremos reforzando la plantilla del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente con nuevas plazas públicas.

Seguiremos con la renovación del parque móvil de vehículos de los Agentes de Medio Ambiente. El objetivo es culminar la renovación al 100% tras haber alcanzado ya al 75% de la flota.

PROTECCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD

Continuaremos desarrollando proyectos de éxito en la conservación de especies amenazadas como los del Lince Ibérico (Life Lynxconnect y Life Safe Crossing); así como trabajando para la consolidación del nuevo modelo de gestión en el Plan de Recuperación de Aves Necrófagas que está obteniendo datos esperanzadores en relación con algunas especies en peligro de extinción.

Seguiremos reforzando el desarrollo de intervenciones ligadas al Plan de Control de especies exóticas invasoras.

Impulsaremos la creación de una Red de Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPAS) urbanas, en un marco de colaboración entre administraciones, y en general, de colaboración público-privada, ligada fundamentalmente a edificios públicos.

APUESTA POR LA CAZA SOSTENIBLE

Ampliaremos el Protocolo con la Federación Andaluza de Caza para la defensa y el impulso de la caza en Andalucía, incluyendo las nuevas demandas del sector cinegético, incluidas aquellas relativas a la investigación científica aplicada al medio natural.

Aprobaremos un nuevo Plan Andaluz de Caza, con el objetivo de dar una respuesta más ágil a unos de los sectores más importantes en la conservación del medio natural como es el cinegético. Este nuevo Plan debe ser la herramienta para la conservación y el mantenimiento de los equilibrios biológicos.

Continuaremos el desarrollo del Reglamento Andaluz de Caza, con la aprobación de las ordenes en las que se ha trabajado durante los últimos años como las relativas a control de predadores cinegéticos, por la que se fijan las vedas y períodos hábiles de caza en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía y por la que se establecen la identificación de reclamos y cimbeles y marcaje de los ejemplares criados en granjas cinegéticas con destino al medio natural, se establece la inscripción en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA) de los terrenos cinegéticos con movimientos de animales vivos y se desarrolla la modalidad de Reclamo de perdiz macho sin muerte.

Trabajaremos en la mejora de las herramientas digitales para la administración de los cotos y la relación con las personas cazadoras.

Apoyaremos a la Federación Andaluza de la Caza en la necesidad de establecer nuevas metodologías, más objetivas y adaptadas a las características de cada especie, para el censado de las especies cinegéticas.

Renovaremos y ampliaremos las investigaciones científicas relativas a especies cinegéticas con las Universidades Andaluzas.

Apoyaremos institucionalmente los proyectos y campañas de difusión de la caza sostenible lanzadas desde la Federación Andaluza de Caza.

Pondremos en funcionamiento nuevas ayudas dirigidas a la contratación de guardas rurales en servicios de vigilancia y asistencia a la gestión de fincas cinegéticas.

Estudiaremos, conjuntamente con el sector agrario andaluz y la Federación Andaluza de Caza, la regulación de los períodos de desbroce en el Olivar, en la que se tenga en cuenta el acompasamiento de estas labores a los periodos biológicos de las especies para evitar la pérdida de biodiversidad, como buena práctica agrícola.

Seguiremos apoyando el Proyecto RUFA, Red de cotos Unidos por el Fomento de perdiz roja y Aves esteparias, que fomenta la caza sostenible, la biodiversidad y las sinergias existentes entre cazadores y agricultores para desarrollar medidas que garantizan el mantenimiento de hábitats favorables para especies cinegéticas.

Apoyaremos un nuevo estudio del Meloncillo para conocer aspectos como su distribución y su impacto en especies cinegéticas y no cinegéticas, y en general tener información sobre aspectos clave sobre su gestión

POR UNA AGRICULTURA, GANADERÍA Y SUS INDUSTRIAS CON FUTURO

Apoyaremos a nuestros sistemas productivos singulares como la dehesa y los pastos mediterráneos, de alto valor medioambiental, con nuevas ayudas destinadas a contribuir a prevenir y controlar la podredumbre radicada en formaciones adehesadas e impulsaremos una estrategia integral contra la seca de las encinas y alcornoques con una mayor coordinación de recursos de la Administración Autonómica con el objeto de potenciar las sinergias contra esta problemática.

Aprobaremos el Plan Andaluz del Castañar, para lo que impulsaremos los estudios puestos en marcha y los trabajos dentro de la adecuación del Plan Forestal Andaluz.

© 2018 Distrito Forestal.