Política Forestal

08
Nov
2020

 

El excesivo minifundio dificulta una planificación y gestión adecuadas de las masas forestales. La gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), Patricia Gómez Agrela, intervino en la jornada celebrada el pasado 3 de noviembre sobre las agrupaciones forestales, dentro del marco del proyecto GO para la productividad del Eucalyptus Globulus en Asturias. Lo hizo en representación del grupo operativo PROMINIFUN, del cual Cesefor también forma parte

 

PROMINIFUN es una iniciativa que aborda de frente el problema del minifundio y cuyo objetivo es la recuperación, puesta en valor y dinamización de las áreas de minifundio en el medio rural, mediante la agrupación de la gestión. “Queremos concentrar la gestión, no la titularidad”, aclaró la gerente de COSE.

¿Por qué abordar el problema del minifundio?

Más de la mitad del territorio de España es forestal (el 67% de la superficie forestal española está en manos de propietarios privados). COSE trabaja para aglutinarlos, representarles y darle voz.

Pero el problema del minufundio es acuciante. No puede realizarse una gestión forestal sostenible en estas pequeñas parcelas, y manejar esta situación es muy difícil; hay muchos pequeños propietarios con explotaciones menores de 5 ha, que representan el 10% del territorio forestal.

Desde hace años COSE persigue la creación de estructuras estables de gestión. “La gestión del monte genera muchos beneficios a la sociedad -afirmó Patricia Gómez Agrela-. Pero es preciso un tamaño adecuado de la unidad o agrupación forestal, y hacer del monte un sector rentable y económicamente interesante para el propietario. Al agrupar la gestión mediante una planificación y aprovechamiento conjuntos, se abaratan costes y se aumenta la oferta de productos forestales para la industria”.

El minifundio sigue provocando el abandono del territorio. Sin la gestión técnica y económica que los haga rentables ni las estructuras jurídicas adecuadas, en ausencia de capital ajeno y frente a inversiones a largo plazo, con mucho riesgo y sin relevo generacional, la única solución posible pasa por fomentar la agrupación de propietarios para optimizar la gestión, para incrementar la rentabilidad, mejorar las infraestructuras y la representación ante la administración.

¿Cuál es la figura jurídica idónea para crear estas agrupaciones? ¿cuál es su fiscalidad?

Hay varios modelos según derecho civil y mercantil; sociedades mercantiles, cooperativas, sociedades agrarias de transformación, sociedades civiles, etc. La ponente explicó la viabilidad, fortalezas y debilidades de cada una de las figuras.

“El interés en agruparse reside en juntar superficie para hacer viables la gestión y administración de los bienes forestales, que de forma individual es imposible poner en valor. Si nos agrupamos es para mejorar los beneficios mediante la venta conjunta”.

La sociedad civil irregular y la comunidad de bienes (para el caso de los proindivisos) parecen las figuras más interesantes para este tipo de agrupaciones forestales, porque son ágiles en su constitución y tienen menos obligaciones formales.

Desde el punto de vista fiscal resultan ventajosas siempre y cuando el tipo que grava el beneficio en el IRPF se sitúa por debajo del aplicable en el Impuesto de Sociedades, lo que es el caso en los rendimientos forestales, principalmente gracias a la opción de acogerse al régimen de estimación objetiva o módulos (Régimen Especial de la Agricultura).

Una adecuada política incentivadora de la gestión forestal sería la respuesta adecuada para desarrollar todo el potencial de nuestros bosques y frenar su abandono, que propicia incendios, plagas y otros problemas. En concreto, una bonificación del 30% en la cuota del IRPF o IS de las inversiones en Gestión Forestal Sostenible representaría un ingreso neto para la Administración y se crearían puestos de trabajo ya que hay un retorno de estas deducciones a las arcas públicas porque las inversiones en gestión forestal son intensivas en mano de obra: Se genera un retorno a las arcas públicas a través del IRPF por nuevas contrataciones, cotizaciones a la seguridad social, el IVA que genera la actividad asociada y la disminución de gastos por prestación de desempleo, a lo que se sumaría el ahorro en extinción de incendios, ya que el monte estaría mejor cuidado.

Una fiscalidad bien adaptada es, sin duda, la mejor manera para estimular la actividad en el sector forestal. “Este tipo de medidas impulsa la gestión y favorece la permanencia en el territorio”.

No hay que olvidar que la Gestión Forestal Sostenible es considerada como un fin de interés general de acuerdo con la legislación actual.

La gerente de COSE concluyó su charla enumerando algunas agrupaciones forestales que ya están en curso y aseguró que el coste ambiental, social y económico de no hacer nada es mucho más alto que el de actuar.

Fuente: 

Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE)

08
Nov
2020

 

COSE

 

COSE apuesta por agrupaciones forestales e incentivos fiscales para potenciar la gestión forestal

 

El 54,62 % del territorio español tiene consideración de forestal. De ese terreno el 67 % es de propiedad privada. El minifundio, el abandono rural y la falta de políticas que incentiven la gestión forestal colocan a buena parte de ese territorio en situación de abandono, con las consecuencias que conlleva de peligro de incendio forestal y pérdida de bienes y servicios ambientales. Frente a este paisaje, la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España COSE propone dos acciones: agrupaciones forestales que reduzcan costes de producción e incentivos fiscales para invertir en gestión forestal.

 

La estructura de la propiedad ha sido siempre una de las principales barreras para desarrollar políticas forestales. El desconocimiento de la propiedad y el minifundio dificultan el desarrollo de planes de gestión y una gestión forestal rentable. Minifundio, falta de rentabilidad, abandono de la gestión y abandono rural forman una cadena que en su extremo final lleva una pesada carga: bosques menos resistentes y resilientes a las exigentes condiciones que marca el cambio climático y al riesgo, cada vez mayor, de grandes incendios forestales, plagas o enfermedades.

Romper uno de los eslabones de la cadena, el minifundio, es el objetivo del Grupo Operativo Prominifun, del que COSE forma parte.
“Es preciso un tamaño adecuado de la unidad o agrupación forestal, y hacer del monte un sector rentable y económicamente interesante para el propietario. Al agrupar la gestión mediante una planificación y aprovechamiento conjuntos, se abaratan costes y se aumenta la oferta de productos forestales para la industria”, comenta Patricia Gómez, gerente de COSE.

Para Patricia Gómez, “no se trata de agrupar la propiedad sino la gestión”. Según los datos de COSE el 10 % del territorio forestal, más de 2.700.000 hectáreas, está dividido en propiedades menores de 5 ha. “Es un problema acuciante porque no puede realizarse una gestión forestal sostenible en estas pequeñas parcelas. Si nos agrupamos es para mejorar los beneficios mediante la venta conjunta”.

La figura legal que propone COSE va desde las sociedades mercantiles, cooperativas, sociedades agrarias de transformación o sociedades civiles, por poner algunos ejemplos, “cada una de ellas con sus fortalezas y debilidades”. Los propietarios deberán elegir qué figura se adapta mejor a sus circunstancias y en función de las posibilidades que ofrece cada una de ellas.

Pero romper el eslabón del minifundio y el del abandono de la gestión forestal requieren de algo más que de una estructura jurídica adecuada para desarrollar la actividad. Se necesita “una adecuada política incentivadora de la gestión forestal”, es decir, una política fiscal que incentive la inversión que permita crear puestos de trabajo y aumentar la recaudación del Estado. En concreto, COSE propone una bonificación del 30% en la cuota del IRPF o del Impuesto de Sociedades en las inversiones en gestión forestal sostenible.

Según sus cálculos, esta reducción, al crear puestos de trabajo, “representaría un ingreso neto para la Administración ya que hay un retorno de estas deducciones a las arcas públicas a través del IRPF por nuevas contrataciones, cotizaciones a la seguridad social, el IVA que genera la actividad asociada y la disminución de gastos por prestación de desempleo, a lo que se sumaría el ahorro en extinción de incendios, ya que el monte estaría mejor cuidado”.

Para Patricia Gómez, “una fiscalidad bien adaptada es la mejor manera para estimular la actividad en el sector forestal y favorecer la permanencia en el territorio”. Recuerda COSE que la gestión forestal sostenible “es considerada como un fin de interés general de acuerdo con la legislación actual”.

Los datos

  • España tiene una superficie forestal de 27.664.674 hectáreasque ocupan el 54,62 % de la superficie total.
    • Es el tercer país de Europa en superficie forestal arbolada, solo por detrás de Suecia y Finlandia.
    • Es el país de Europa con mayor incremento de superficie de bosques, con un ritmo anual de crecimiento del 2,19 %, muy superior a la media de la UE (0,51 %). La superficie forestal aumenta en 190.000 ha/año.
    • Cada año crecen en los bosques españoles 50 millones de metros cúbicos de madera. La tasa de extracción es del 41 %, menor que la media europea que está en el 69 %. La posibilidadanual de madera que podría cortarse es aproximadamente de 46 millones de m³, sin embargo se cortan anualmente 19 millones de m³.
    • El 67% de la superficie forestal española es propiedad privada, aproximadamente un tercio de la superficie total del territorio español.
    • El número de propietarios forestales es una de las grandes incógnitas del sector forestal. Hay fuentes conservadoras que estiman que son más de 2,5 millones de propietarios y hay otras fuentes que los sitúan entre 3,5 y 4 millones de propietarios.
    • Superficie forestal: 27.872.829 ha (54,62% territorio)
    • Superficie forestal de gestión pública: 7.630.475 ha
    • Superficie forestal de gestión privada: 19.973.321 ha
    • Superficie forestal arbolada: 18.425.267 ha (66%)
    • Superficie forestal desarbolada: 9.447.562 ha (34%

Fuente: Osbo Digital

25
Oct
2020

 

El MAPA publica el documento que guiará la PAC post 2020 en este enlace:

 

 https://www.mapa.gob.es/es/pac/post-2020/default.aspx

 

El desarrollo de actuaciones en que debería plasmarse para el sector forestal está en:  

 

RESUMEN EJECUTIVO SUBGRUPO DE TRABAJO DEL OBJETIVO ESPECÍFICO 5 (ARTÍCULO 6.1.E DE LA PROPUESTA DE REGLAMENTO DE LOS PLANES ESTRATÉGICOS DE LA PAC) ‘‘PROMOVER EL DESARROLLO SOSTENIBLE Y LA GESTIÓN EFICIENTE DE LOS RECURSOS NATURALES, TALES COMO EL AGUA, EL SUELO Y AIRE.

Ver documento completo en:

y en

 https://www.mapa.gob.es/es/pac/post-2020/200506_oe54resumen_ejecutivo_v2_3_tcm30-540126.pdf

RESUMEN EJECUTIVO SUBGRUPO DE TRABAJO DEL OBJETIVO ESPECÍFICO 6 “CONTRIBUIR A LA PROTECCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD, POTENCIAR LOS SERVICIOS ECOSISTÉMICOS Y CONSERVAR LOS HÁBITATS Y PAISAJES”

Ver documento completo en:

https://www.mapa.gob.es/es/pac/post-2020/200617_oe64resumenejecutivo_tcm30-540098.pdf

 

La lectura de ambos documentos deja un  sabor de boca agridulce.

 

En el objetivo Específico 5

En primer lugar no se considera al sector forestal como un todo sino como algo accesorio a considerar para la disponibilidad y calidad de las aguas y sobre la protección de suelos.

Afirma el problema de los incendios forestales como principal amenaza, sin citar el peligro de las plagas y enfermedades exóticas que nos están invadiendo.

Describe la importancia de los pastos, como único aprovechamiento citado, olvidando los demás entre los que destaca la producción de madera, lo que no pasa de ser chocante ya que la estrategia desea paliar el abandono rural y es la producción de madera, dentro del sector forestal,  el sector económico que más genera empleo.

 

En el Objetivo 6, debemos destacar los puntos 1 y 4

1. LA BIODIVERSIDAD AGRÍCOLA, GANADERA Y FORESTAL EN ESPAÑA ESTÁ SUFRIENDO GRANDES PÉRDIDAS, SIENDO ÉSTA PROVEEDORA DE SERVICIOS ECOSISTÉMICOS FUNDAMENTALES PARA EL BIENESTAR HUMANO.

En este punto se destaca que la gestión forestal sostenible es imprescindible para la conservación de la biodiversidad forestal. Indicando que las medidas preventivas contra incendios forestales son esenciales

4. LA RED NATURA 2000 ES LA PIEDRA ANGULAR PARA DETENER LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

Se reconoce que el 80% de la superficie terrestre de la Red Natura 2000 es forestal, pero al contemplar las líneas de actuación afirma que:  

Ø Se debe contemplar y activar todos sus posibles mecanismos de intervención que pueden contribuir a mejorar el estado de conservación de los espacios Red Natura 2000 (requisitos legales de gestión, buenas prácticas agrarias y medioambientales, eco-esquemas, ayudas Natura 2000, ayudas agroambietales, inversiones no productivas, inversiones inmateriales, cooperación e innovación, etc).

Por lo que echamos en falta la necesidad  de inversiones de la Administración en selvicultura con destino a las masas forestales situadas en la Red Natura 2000.

Otra omisión importante es el olvido de los montes catalogados de Utilidad Pública, a los que la Administración tiene la obligación de atender preferentemente y que no todos están en la Red Natura 2000.

Esperábamos más. Pues  la Administración del Estado, si desea que las masas forestales españolas tengan una gestión forestal sostenible real,  debe comprometerse a:

  • - Garantizar la ordenación de todos nuestros montes, poniendo los recursos humanos y financieros necesarios.
  • - Financiar anual y adecuadamente la selvicultura necesaria para la sostenibilidad de todas nuestras masas forestales, estén o no en la Red Natura 2000.

Y NO LO VEMOS AQUÍ

No obstante no quisiéramos parecer demasiado críticos. Es verdad que opinamos que podría mejorarse y que se desprende una falta de enfoque correcto para la intervención administrativa que sea la ideal para la gestión  de nuestros montes, que creemos tiene su raíz en la ausencia de una visión del sector forestal como un todo; sin embargo las facetas que incluyen los documentos no son para nada despreciables, aunque nos parezcan insuficientes. Por todo lo anterior la lectura nos deja al final un sabor agridulce que esperemos pase a ser dulce cuando se concreten las medidas que se vayan a aplicar.

27
Oct
2020

ateneo                                                                                                                   

 

dehesa extremeña

Conferenciante: José Miguel Sierra Vigil

Presenta: Gregorio Montero González

Modera:     María Angustias Neira

Fecha: 3 DE NOVIEMBRE, Hora: 18.30  horas

Ateneo de Madrid, Calle Prado 20

SALA CIUDAD DE UBEDA

Convoca la  Sección de Medio Ambiente del Ateneo de Madrid en colaboración con el colectivo Distrito Forestal 

logo distrito

 

20
Oct
2020

 

La Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera (AEIM), celebró su reunión de Junta directiva online el pasado 18 de septiembre, y realizó una valoración sobre la situación y perspectivas del mercado, destacando que ventas de madera y derivados durante los meses de verano han ido bastante bien y se ha recuperado gran parte de lo perdido durante los meses de marzo a mayo. De tal forma que, “desde junio hasta septiembre las cifras han sido parecidas a las del año pasado”, asegura la asociación en un comunicado.

La recuperación se ha producido en gran parte por dos factores: la acumulación de demanda (pedidos) durante los meses de confinamiento, y en segundo lugar por un aumento del consumo y gasto de las familias en reformas y mobiliario de hogar.

Además, hay que tener en cuenta que la evolución positiva en estos meses ha sido descontando clientes parados, especialmente los que trabajan para ferias y eventos, quienes se han quedado fuera, así como el sector de la decoración de interiores en el contract que también está sufriendo un parón, especialmente acusado en el sector hotelero con público principalmente extranjero, que aún no ha recuperado su actividad. De prolongarse esa situación, señalan desde AEIM, el contract centrado en este tipo de establecimientos verá retrasada también su recuperación.

Evolución geográfica y mercados de aprovisionamiento

Distinguiendo por zonas, la zona centro se encuentra más perjudicada, mientras que la evolución en las zonas norte y sur ha sido más positiva.

En cuanto a los mercados de aprovisionamiento, especialmente en coníferas, la actual tensión de precios al alza con la demanda que hay no parece que se pueda mantener.

Sin embargo, hay que ser muy prudentes de cara al último trimestre, por los niveles de actividad y desempleo que afecten al consumo doméstico. Así, la construcción, la venta de viviendas y nuevas licencias van también a la baja.

Si la vacuna funciona a primeros de año, puede tener un efecto positivo en el turismo y esto puede hacer crecer el sector contract y reformas. En cuanto a la situación de pagos podría empeorar a partir de octubre, ya que en algunas empresas terminan la carencia de 6 meses de los préstamos ICO; y sobre todo con gran incertidumbre a partir del primer y segundo trimestre de 2021 que será cuando en la mayoría de empresas tendrá que afrontar la devolución de estos créditos.

Asimismo, se comentó en la reunión el Plan de Rehabilitación de Viviendas del Gobierno dotado con 2.000 millones de euros para los dos próximos años, del que nuestro sector, muy vinculado a la construcción, puede beneficiarse. También se destacó la vía de incentivar directamente a los propietarios de viviendas vacías para que inviertan en rehabilitarlas y ponerlas en alquiler.

 

Fuente: 

Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera (AEIM)

© 2018 Distrito Forestal.